En septiembre del 2012, Pietá dio la sorpresa en el Festival de Venecia cuando se llevó el León de Oro imponiéndose a The Master, de Paul Thomas Anderson. La gran favorita que tuvo que conformarse con el premio para su director. El nuevo drama del director coreano, responsable de grandes cintas como Hierro 3 o Primavera, verano, otoño, invierno... y primavera, se centra en la relación entre dos personajes: un cobrador de préstamos solitarios y su madre, que se presenta años después de haberle abandonado. Ya podéis ver el tráiler de Pietá.

Pieta Kim Ki-duk

Pietá recupera la versión más violenta de Kim Ki-Duk a través del personaje principal, interpretado por Lee Jung-Jin, un joven habituado a actuar violentamente y que parece haber perdido parte de su humanidad. La supuesta madre aparece como contrapunto a su existencia, llena de vitalidad y ansias de redención. El cartel funciona como una clara referencia a la Piedad de Miguel Ángel, en la que la virgen María sostiene el cuerpo inerte de su hijo asesinado, en este caso víctima de una sociedad destructiva y cruel. Quién sabe si el personaje encarnado por Jo Min-Su será capaz de alejar al protagonista de ese modo de vida destinado a fracasar.

Al parecer, la película comienza con un ahorcamiento y prosigue con una infinidad de palizas y ajustes de cuentas contra los clientes morosos. Slashfilm ha recogido una serie de reseñas sobre Pietá referidas a este tema: "asquerosamente violenta", con representaciones de "violencia brutal, violación, sacrificio de animales y la ingestión de objetos repugnantes". Cualquiera que haya visto alguna película de este cineasta, sabrá que su forma de plasmar la violencia en la pantalla es cruda y real, alejada de las luchas coreografiadas tan típicas en el cine asiático. En cambio, también hay voces que han consideran la película como una de las comerciales y convencionales que han salido de la cabeza del coreano. La verdad es que el tráiler no nos adelanta mucha violencia, si no más bien el reencuentro con la madre y las dudas que despiertan en el interior del joven.

El objetivo último de esta obra de Kim Ki-duk parece ser la redención, un tema clave que aparece en las tragedias griegas clásicas; la necesidad de limpiar nuestros pecados antes de que acaba nuestra breve existencia en este mundo terrenal. Como componente clásico también aparece el binomio crimen-castigo, aunque a riesgo de hacer un spoiler, el cartel parece anticipar que no habrá final feliz para el cobrador de préstamos y que no habrá tiempo para cambiar, porque, como dice la sinopsis oficial, "puede ser demasiado tarde para escapar de las terribles consecuencias ya puestas en marcha en su vida anterior".

Pietá llega a los cines de Estados Unidos el próximo 17 de mayo.