Steven Soderbergh guarda dos despedidas del mundo audiovisual. Su adiós al cine se produce con el thriller Side Effects, ambientado en el mundo de la industria farmacéutica y en la que muchos aseguran reconocer la tensión que logra generar este autor en su cine; su estreno tiene lugar en España este 5 de abril. Pero el canto del cisne no tendrá lugar en el cine, sino en la televisión, pues para este medio ha realizado un último proyecto, Behind the Candelabra. Se trata de un biopic centrado en el pianista de ascendencia italiana y polaca Valentino Liberace, y el teaser de Behind the Candelabra acaba de ser publicado en la red:

Behind the Candelabra es un proyecto financiado por HBO, y en la cadena parece haber encontrado mayor libertad creativa. Pues una de los motivos el abandono del cine es, según ha afirmado, la conversión del cine en mercancía, donde cada película es un producto que no incluye la búsqueda artística en su seno. De hecho, Behind the Candelabra fue un proyecto inicialmente destinado al cine, pero Soderbergh encontró obstáculos para iniciar su rodaje, pues según afirmó el propio Soderbergh, fue rechazado por las productoras por ser demasiado gay. Así, su frustración respecto a la producción cinematográfica le ha llevado a su concentración en el medio televisivo, donde ha podido realizar este personal proyecto.

Y es que Valentino Liberace era una excéntrica personalidad. Este pianista se hizo célebre en los años cincuenta por aparecer en shows televisivos para interpretar piezas clásicas que él adaptaba o a las que podaba algunos fragmentos que él consideraba aburridos; y siempre portaba extravagantes vestidos de plumas y lentejuelas, con gran recurso al blanco, tal y como se ve en el teaser de Behind the Candelabra. También fue quien interpretó al villano Chaddel en la serie Batman de televisión, cuyo rodaje también ha querido recoger en el film. Durante años negó sus relaciones homosexuales, que mantenía en secreto, uno de sus amantes, su chófer Scott Thorsson, le reclamó en 1982, en un juicio tras ser abandonado, 112 millones de dólares, porque aseguraba haber repartido las propiedades sin haberse casado; en el juicio, Liberace negó que Thorsson hubiese sido su amante. Finalmente, murió a los 68 años de SIDA, en 1987, en plena eclosión del virus.

behind the candelabra

En Behind the Candelabra parece haberse topado con las oportunidades para desarrollar una personal estética, como podemos encontrar en algunas de sus primeras obras o en films independientes como The Girlfriend Experience. En este caso, forma y fondo se funden en una sola capa, pues tal y como vemos en el teaser de Behind the Candelabra, el film está saturado con luces, una imagen difusa, de aire retro, tratando de captar la estética del personaje en el propio plano. Y los decorados son barrocos, saturados de objetos de aire aristocrático en un ambiente que no les corresponde, mostrando un lujo kitsch y una atmósfera camp e irónica, como el vestuario del pianista.

Además, ha podido caracterizar en todo su esplendor a Liberace, encarnado en esta ocasión por un singular Michael Douglas, con un Matt Damon que interpreta a su amante y chófer, al que viste con los mismos colores pero adaptado a su función. Completan el reparto otros nombres como Dan Aykroyd, Debbie Reynolds, Scott Bakula o Rob Lowe. El teaser de Behind the Candelabra parece una celebración, en plena libertad, de una estética extrema que Soderbergh ha querido ensalzar con planos simétricos y travellings breves, a los que tanto recurre en su filmografía; y además, se muestra sin censuras la relación homosexual. Parece que Soderbergh ha encontrado un buen cierre a su carrera... Si realmente finaliza. El estreno está previsto para mayo en la cadena de televisión de HBO en EEUU, y a Francia llegará el 18 de septiembre.