De la mano de la World Line Cinema y JM&A Distribución, llega a las salas españolas, esta misma semana, Cristiada, renombrada para su distribución internacional como For Greater Glory: the true story of Cristiada. Un drama épico de proporciones históricas que está protagonizado por figuras internacionales como Andy García, Eva Longoria, Peter O'Toole y Bruce Greenwood. Dirigida por Dean Wright, se trata de una auténtica superproducción del cine mexicano que trata de emular el espíritu de las películas épicas de Hollywood, a la vez que realiza un ejercicio de memoria histórica sobre un período poco conocido de la historia reciente del único país Latino de Norteamérica.

Poster y todo sobre Cristiada

Sinopsis oficial

¿Cuál es el precio de la libertad? En el año 1926, el general Gorostieta, un militar retirado, es testigo de cómo México entra en una violenta guerra civil. Con el apoyo de su esposa decide unirse a la causa y transformar a un grupo irregular de rebeldes, que no tienen quien les libere, en una fuerza heroica que defenderá con valentía una justicia que parece perdida.

Basta fijarse en el título escogido para su distribución internacional para darnos cuentas de que estamos ante un relato basado en acontecimientos reales. Se centra en los inicios de las denominadas guerra cristera, que llevó a México a una turbulenta guerra civil que comenzó en 1926 y se prolongó durante tres años. Un relato coral centrado en un apasionado grupo de hombres y mujeres que se levantaron contra el gobierno de Plutarco Elías Calles y sus leyes anticatólicas, que trataban de limitar el poder de la iglesia. Precisamente lo mismo que una década después pasaría en España, salvo que en sentido completamente inverso.

Notas de producción

Responsable de títulos como Guadalupe (2006, Santiago Parra), La leyenda del Tesoro (2011, Hugo Rodríguez) o El gran milagro (2011, Bruce Morris), el productor Pablo José Barroso, se alía con Dean Wright, mucho más conocido por su trayectoria en el campo de los efectos visuales para películas como Titanic, The Sixth Sense, Stigmata, Unbreakable o Reign of Fire, que le llevaban a convertirse en director de las segundas unidades de películas como The Return of the King, la última parte de The Lord of the Rings, así como las dos entregas de The Chronicles of Narnia, para atraer a un elenco de estrellas internacionales que además de los citados incluyen a la colombiana Catalina Sandino Moreno (María llena eres de gracia, Che), el panameño Rubén Blades (Once upon a time in Mexico, Chinese box, Scorpio sprint, Cradle will rock, Color of night o Predador 2), el guatemalteco Oscar Isaac (Ágora, Sucker punch, Drive, W.E.), el venezolano Santiago Cabrera (Che, La vida de los peces), o el mexicano Eduardo Verástegui (Bella).

Eva Longoria en Cristiada

Michael hizo un guión sobre las ansias por los derechos y la libertad, pero también lo hizo muy humano y eso es lo que fue atractivo para el equipo técnico y el elenco. La historia es cautivante para todo el mundo.

Palabras Pablo José Barroso sobre la estrecha colaboración que ha mantenido con el guionista Michael Love, autor de guiones como Gaby: a true story (1987, Luis Mandoki), Extraños caminos (1993, Alfonso Corona), y colaborador suyo en La leyenda del tesoro, que creó un guión que consiguió dar vida a los héroes de esta guerra. Durante décadas, se ocultó la Guerra Cristera no solo en México sino en todo el mundo. Se excluyó de los libros de historia, no se enseñó en las escuelas y solo se habló al respecto prácticamente en secreto entre los miembros de aquellas familias que habían dado la vida en ambos bandos del enfrentamiento.

Andy García en Cristiada

Estamos en un momento en el que gran parte de la humanidad anhela más libertad y busca más trascendencia. Creo que las personas que miren esta película se sentirán inspiradas al ver a hombres y mujeres unirse por el futuro de sus familias, por el país y por todo lo que creen.

Para el productor de Cristiada era el momento de que esta parte de la historia mexicana se conociera. Puesto que contaba con un guión panorámico que abarcaba desde acción de combate en el desierto hasta dilemas morales en el corazón de hombres y mujeres, Barroso sabía que necesitaría un director con la misma habilidad para ver las cosas con amplitud; decidió arriesgarse y elegir a Dean Wright, que si bien no es un novato en la industria, hace su debut como director con Cristiada.

Cuando leí el borrador inicial, lo que más me llamó la atención fueron todos los paralelos con la actualidad (…). En todo el mundo, las personas hacen valer sus derechos para expresar que no quieren que les digan lo que pueden hacer y lo que no. Ya hemos sido testigos de que cuando la opresión se extiende durante mucho tiempo, en algún momento las personas se revelan y le ponen un punto final (…). Estos personajes fueron reales, es una historia que todavía está vigente en todo el mundo, es una historia con la que todos nos identificamos porque es acerca del amor, la valentía y el sacrificio de la guerra.

Un rodaje de proporciones épicas

La naturaleza del relato dio como resultado un rodaje igualmente épico que tuvo lugar entre el 13 de mayo y el 16 de agosto de 2010, extendiéndose por localizaciones distribuidas a lo largo de siete estados mexicanos. El más ambicioso que se había emprendido nunca en México, según su productor.

México es un país verdaderamente increíble, tuvimos la oportunidad de mostrarle al público la belleza y el espíritu de la diversidad de paisajes que existen en el país. Pudimos ver, sentir y respirar el México real de esa época y eso se convirtió en una parte importante de la película: ahora ayuda a introducir al público a este período de la historia.

Sergio Cabrera en Cristiada

Para lograr los objetivos previstos se tuvo que reunir loe que el director denomina "un equipo de nivel mundial y de primera categoría, compuesto por lo mejor de lo mejor". Entre las relaciones laborales más estrechas que llegó a establecer se encuentra la del director de fotografía mexicano Eduardo Martínez Solares, de trayectoria breve a través de títulos como Todo el poder (2000, Fernando Sariñana), Malos hábitos (2007, Simón Bross) o Sin ella (2010, Jorge Colón). Entre los dos buscaron inspiración en filmes como Braveheart y Road to Perdition, buscando el enfoque visual adecuado para sus personajes.

El rodaje se mudó de la pintoresca Durango, en el noroeste del país, a las minas y la ciudad rica en historia de San Luis Potosí; desde la región rocosa del Parque Nacional Sierra de Órganos en Zacatecas, donde el equipamiento y los caballos debieron ser remolcados hacia arriba por senderos escarpados, hasta los encantadores pueblos de montaña de Puebla. También se rodaron escenas en los nuevos Estudios Interlomas a las afueras de la ciudad de México.

Todo sobre Cristiada 0015

Conocido por su trabajo en filmes como Before Night Falls (2000, Julian Schnabel), Soldados de Salamina (2003, David Trueba), Volver (2006, Pedro Almodóvar), Manolete (2008, Menno Meyjes), Solo quiero caminar (2008, Agustín Díaz Yanes), El infierno (2010, Luis estrada) o The Girl (2012, David Riker), Salvador Parra, diseñador de producción de Cristiada, se encargaba de volver hacia atrás en el tiempo a través de espléndidos detalles de la década de 1920. Entre algunos de sus logros, está la recreación de ciudades enteras a partir de libros de historia y construir a mano el propio tren de la época, magníficamente decorado, que se utilizó en el rodaje. Su trabajo se combinó con los diseños de vestuario realistas, pero a la vez románticos, de la premiada diseñadora mexicana María Estela Fernández.

Con tantos días de rodaje en exteriores, las condiciones de filmación eran con frecuencia impredecibles en localizaciones como desiertos y montañas con las inclemencias del tiempo, que a menudo fue favorable, pero que unió al equipo en una aventura que siempre recordarán. Y este mismo espíritu parece ser que continuó cuando llegaron a la sala de montaje y comenzó la labor de Richard Francis Bruce, nominado al Oscar de la Academia por películas como The Shawshank Redemption (1994, Frank Darabont), Se7en (1995, David Fincher) y Air Force One (1997, Wolfgang Petersen). También productor y director quedaron muy satisfechos cuando el reputado compositor James Horner, ganador del Premio de la Academia por Titanic y nominado en siete ocasiones por filmes como Aliens, Field of Dreams, braveheart, Apollo 13, A Beautiful Mind, House of Sand and Fog y Avatar, se unió al proyecto para añadir su característico "parabarabá".