En 2012, Paco León estrenó Carmina o revienta, su primer largometraje como director; una película que no solo tuvo una estupenda aceptación por parte del público y gran parte de la crítica especializada, si no que además se saltó todas las reglas establecidas sobre distribución y comercialización. El filme se estrenó simultáneamente en cines e Internet, una decisión polémica porque el director novel se encontró con la oposición de los distribuidores y de muchas salas, que no veían con buenos ojos este estreno multiplataforma. Como dijo mi compañero Luis por aquel entonces, si es Paco León quien pone la creatividad y arriesga su dinero, ¿por qué no iba a poder decidir cómo estrenar su película? Veremos si volverá a salirse de los cauces habituales cuando termine la segunda parte de Carmina o Revienta, que, según ha anunciado, comenzará a rodarla este otoño.

Paco León

Carmina o Revienta nos sorprendió a todos por su propuesta: un filme que oscila entre el falso documental y la ficción, presentándonos la vida de Carmina, una señora a la que le roban sus jamones y no encuentra el apoyo de la aseguradora. El punto fuerte era el guión, las reflexiones de Carmina sobre la vida, en muchos casos improvisadas por la propia madre de Paco León.

Carmina II ira en la misma línea, volverán a repetir como protagonistas Carmina Barrios y María León, madre y hermana del director. Eso sí, tras el éxito de la primera entrega, tendrán un presupuesto mucho mayor, en torno a los 600.000 euros, y el rodaje durará cuatro semanas, en vez de los 11 días en los que grabaron Carmina o Revienta. Paco León ya tiene el guión terminado y, en declaraciones al diario El País, ha adelantado que no será solo una continuación de la primera:

La historia tiene un tono más berlanguiano, con todos los respetos para el gran Berlanga, con una gran mezcla de géneros. Es una comedia mucho más oscura y negra

Así que, se espera que haya más personajes en Carmina II y que, dentro del tono de comedia, la película tenga más de ficción que de documental. En cuanto a los temas puramente comerciales, parece que el plan es repetir el modelo de la película anterior, aunque "dependerá de la financiación que consigamos", ha dicho Paco León. Sea como sea, el actor convertido en cineasta ha demostrado su compromiso con una nueva forma de vender el cine y de llegar a la gente. Sus seguidores en Twitter se han convertido en la mejor vara de medir sus propuestas y él los considera su público más fiel: "Nunca me decepcionan". El experimento funcionó en 2012: la película llegó a 279.000 espectadores y recaudó 664.000 euros, aunque aún están pendientes de la distribución internacional, así que León no duda en volver a satisfacer a sus seguidores.

Mi objetivo es que llegue al mayor número de espectadores y por un precio módico, y de que esté disponible desde el primer momento en muchos formatos. Y sí me gustaría es que el estreno en cines fuera algo más real que simbólico, como pasó con Carmina o revienta. De todas maneras, experimentaremos de nuevo, probaremos nuevas cosas y seguiremos oyendo al público a través de las redes sociales. El estudio que hice con mis seguidores de Twitter con Carmina o revienta fue lo mejor. Ese es mi público y nunca te decepciona. Es palabra de Dios

En otoño, Paco León volverá a ponerse detrás de la cámara para rodar Carmina II, seguro que por mucho guión que haya escrito, más de una escena o conversación será pura improvisación entre su madre y su hermana.