HBO está cediendo espacios en su programación para series dirigidas por cineastas reconocidos, pues en su apuesta por la calidad y en la permisión de una mayor libertad creativa que en la industria cinematográfica, algunos directores se ven seducidos por el medio. Ya hemos disfrutado de la colaboración con Martin Scorsese en Broadwalk Empire, pues el neoyorquino produce la serie y dirigió el primer episodio. Y Deadline ha anunciado que Guillermo del Toro adapta Monster, el mítico manga de Naoki Urasawa, para la pequeña pantalla.

Guillermo del toro

Y es que cada vez parece más difícil sacar adelante un proyecto en Hollywood. El propio Guillermo del Toro ha vivido tal frustración en sus carnes con la imposibilidad de adaptar At the mountains of madness (En las montañas de la locura), de Lovecraft. Un proyecto que, pese al apoyo de James Cameron, no encontró fuentes de financiación suficientes y se derrumbó en el camino. En su lugar, decidió lanzarse a dirigir Pacific Rim, pero ante ejemplos como este, Guillermo del Toro parece haber enfocado su mirada en la televisión, un medio a veces más factible para desarrollar sus proyectos, pues permite una mayor profundidad de la narrativa y en EEUU las televisiones están asumiendo ciertos riesgos en la elección de productos.

De todos modos, en este caso concreto, es preferible el medio televisivo al cinematográfico, pues el manga Monster cuenta con más de 18 volúmenes, que el japonés desarrolló entre 1994 y 2001: es una producción que desborda las posibilidades del cine narrativo que se desarrolla en Hollywood, e incluso el ejemplo de las 9 horas de la triogía de The Hobbit puede quedarse escaso.

monster

El manga Monster ya encontró una versión audiovisual con anterioridad, a través de un anime de 74 episodios que fue dirigido por Masayuki Kojima entre 2004 y 2005. Un anime que sigue, casi de forma fiel, el inquietante argumento que construye el manga. Porque Monster comienza con una escena en un hospital de Düsseldorf, donde un cirujano japonés se encuentra con un profundo dilema moral: un niño llega al hospital con una bala en la cabeza, mientras que instantes después llega el alcalde herido; pero el cirujano sólo dispondrá de tiempo para salvar a uno de los pacientes, de modo que deberá elegir entre dos opciones que se excluyen, pues una implica la pérdida de la otra. Finalmente, opera al niño y el alcalde muere, pero años después, su elección parece haber sido fatídica, pues el niño se convertirá en un asesino en serie.

De este modo, el manga se centra en las consecuencias que toda decisión tiene, ya sea a corto o a largo plazo, pues todo acto lleva, implícita, una responsabilidad; ahora bien, ¿esta responsabilidad se mide por su intención o por sus consecuencias? En esta cuestión, en una trama llena de suspense y con múltiples hilos narrativos, nos sitúa el manga. Guillermo del Toro adapta Monster junto con Steven Thompson, guionista de series como Dr. Who o Sherlock, pues ambos se encargarán de escribir el guión del episodio piloto, aunque el mexicano será quien dirigirá. Y lo más curioso es que, para impulsar el proyecto, el propio del Toro ha debido colaborar con los productores que no pudieron sacar adelante la realización de At the mountain of madness, Don Murphy y Susan Montford.