Si alguien piensa que la rehabilitación de criminales y delincuentes no es posible, sin duda se equivoca, al menos en lo que respecta el mundo del cine. Si la sociedad estadounidense no tiene problemas a la hora de votar a famosos para cargos políticos, como hiciera con Ronald Reagan, Clint Eastwood o Arnold Schwarzenegger, ¿porqué no iba a recuperar a sus ovejas descarriadas la comunidad cinematográfica? Quizás en tiempos pretéritos el cine les castigara con mayor contundencia (o con ostracismo) -había mucha más hipocresía-, pero hoy en día está claro que todos tenemos una mayor capacidad de perdonar y olvidar -también hay mucha más ceguera-, sobre todo cuando el delincuente ha saldado su deuda con la sociedad tras pasar el período correspondiente en prisión.

Cesare deve morire y otros famosos en la cárcel

Cierto es que se pueden encontrar omisiones en esta lista, siempre quedan los comentarios para hacer justicia a cualquier ausencia. De entrada podríamos hacer mención a las detenciones sin cárcel de Mel Gibson, Hugh Grant, Haley Joel Osment, Gary Dourdan, Matthew McConaughey, Macaulay Culkin, Shia LaBeaouf, Nick Nolte, Daniel Baldwin, Chade Crawford o Mickey Rourke. La mayoría fueron detenidos por delitos relacionados con la posesión de drogas, faltas de tráfico por imprudencia o conducir ebrios, por lo que no pasan de ser unos gamberros.

Caso curioso es el de Al Pacino, que pasó tres días en la cárcel cuando tenía 21 años, por llevar armas cuando se encontraba en un coche que circulaba con otros tres ocupantes enmascarados, con guantes negros y armas… y no estaban rodando ninguna película, ¿es posible que estuviera ensayando para personajes futuros?. Charlie Sheen también es muy conocido por todos, pero sus excesos y agresiones tan sólo le han costado servicios a la comunidad y programas de rehabilitación. Una pena diferente en extensión pero similar en intención fue la de Kiefer Sutherland, que también es un chico con un pronto algo agresivo. Quien no entra en este ranking de ninguna de las maneras, al menos por ahora, es Isabel Pantoja, antaño actriz protagonista de cintas de la más excéntrica ciencia-ficción, como Yo soy esa, cuya condenada por blanqueo de capitales está todavía caliente, pero que no cumplirá por carecer de antecedentes. También están los casos de George Clooney, Daryl Hannah, detenidos cuando se manifestaban por diferentes causas, sirviendo más como ejemplo a seguir por hacer uso de su derecho a discrepar y protestar. ¿Y qué hacemos con Willy Toledo?

De la cárcel al plató de rodaje

El caso más reciente de esta reinserción es la de Wesley Snipes, cuya incorporación al reparto de The Expendables 3 ha entusiasmado a Sylvester Stallone, con quien ya había coincidido en el rodaje de Demollition Man. Dado que Simon West no quiere repetir experiencia, el objetivo ahora es encontrar un nuevo director que se enfrente a malotes de la magnitud de Jason Statham, Dolph Lungren, Jet Li, Mickey Rourke Terry Crews o Randy Couture, contando también con las apariciones estelares de Bruce Willis, Jackie Chan y Arnold Schwarzenegger. Qué interesante, una película en la que se juntan ex-convictos con ex-políticos. Está claro que van a tener mucho de qué hablar. Aunque hasta el próximo 19 de julio el Snipes seguirá bajo arresto domiciliario, acaba de cumplir una pena de casi tres años por evasión de impuestos. Sin duda un delito por el que para muchos españoles sería considerado más un héroe que un delincuente.

Wesley Snipes es uno de los famosos en la cárcel

Delinquió como actor, volvió como productor

Algo más tocado quedara el protagonista de True Love, Christan Slater , que pareciera destinado a convertirse en gran estrella. Sus continuos tropiezos y recaídas con la justicia incluyen problemas con el alcohol y las drogas, subirse a un avión llevando un arma, abuso sexual, agresión… un angelito, vaya. Por mucho que de algunos de estos delitos sí saliera indemne, sí ha pasado varias temporadas en la cárcel y, de hecho, su reinserción no ha sido tan agradecida como las de los anteriores. Como actor tiene que conformarse con proyectos de bajo presupuesto (y calidad), lo que le ha llevado a convertirse en productor. la última vez que un servidor le vio fue en Bullet to the Head, haciendo de malote en traje. En esta misma línea cabe mencionar a Michael Madsen, que también ha participado en varias películas vinculadas a Quentin Tarantino, que a tenido sus tropiezos con la justicia debido a diferentes agresiones, de las que se ha librado, de momento, pagando su debida fianza.

Christian Slater

De la camorra al set de rodaje

Pero no sólo en el cine estadounidense se dan estos casos de rehabilitación, uno de los casos más sorprendentes de rehabilitación por el camino interior se producía con gran parte del reparto de la última película de los hermanos Paolo y Vittorio Taviani, Cesar deve morire. Aunque casi mucho más sorprendente me parece el caso de Aniello Arena, que interpretaba a un personaje que podría haber sido él mismo en Gomorra, la película de Matteo Garrone, con quien repetía después en Reality. Y es que en Italia el crimen, la política y el cine han estado siempre tan unidos.

Aniello Arena no podia faltar en la lista de famosos en la cárcel

Antes rodar que pagar

No sabemos si posteriormente logrará su reinserción, pero el actor hindi Sanjay Dutt, ha conseguido un permiso especial de cuatro semanas para terminar los múltiples proyectos que tienen en marcha antes de entrar en prisión por tenencia de armas. Un delito que le vinculaba además con los atentados con bomba de Bombay en los que habían fallecido 257 personas. Sin duda en la India ayuda mucho ser un actor conocido.

Fomosos en la cárcel Sanjay Dutt

Michelle Rodríguez

El sexo femenino no se libra de tener problemas con la justicia. No se si desorientada por su personaje de Lost, o amargada por la muerte del de Resident Evil, pero Michelle Rodríguez parece estar pidiendo a gritos que le metan en la cárcel. Primero fue una agresión sin cargos, a la que siguió un fuga por conducir en estado de embriaguez y sin licencia en vigor, después sería pillado conduciendo por encima del límite de velocidad. la condena fueron sólo 5 días, pero violó la libertad condicional y le sentenciaron a 60 días de cárcel. Salió el mismo día pero tras no terminar el plan de servicio comunitario ni el de rehabilitación por el alcohol, le condenaron a 180, de los que sólo cumplió 18. Pero todo indica que esta cadena sólo va en aumento, pero mientras tanto acabamos de verla de nuevo en Resident Evil: Revelations.

Michelle Rodriguez y otros famosos en la cárcel

Robert Downey Jr.

Pero la mejor rehabilitación y reinserción sin duda ha sido la de Robert Downey Jr, ni rastro de su paso por la cárcel, salvo por las bromas que el mismo hace al respecto. Hijo de cineastas, su adolescencia ya estuvo rodeada de drogas, que incluso llegaba a consumir en compañía de su propio padre que le había inducido a fumar marihuana cuando contaba sólo 8 años. Según el actor era la única manera en la que su padre sabía comunicares con él. Nominado a un Globo de oro como mejor actor de comedia por su participación en la serie Ally McBeal, el actor vivía uno de sus mejores momentos cuando fue encarcelado durante seis meses, después de haber tenido varios altercados con la justicia, que comenzaban en agosto de 1996, cuando había sido ingresado en un centro de rehabilitación.

Un proceso que no sería ni fácil ni rápido, pero que ni afectaría a su trayectoria que remontaría con facilidad para vivir un momento de esplendor en la actualidad gracias a franquicias como las de Sherlock Holmes, Iron Man y The Avengers. Nominaciones ya no tiene, pero seguro que ni le importa, ahora que sabemos que por su participación en The Avengers llegó a cobrar la friolera de 50 millones de dólares, que no por salario, sino a través de diferentes conceptos.

Robert Downey Jr es uno de los famosos en la cárcel