Los amigos de Artitic Metropol se adelantaban a la triste noticia que nos invade hoy, sobre la muerte de Jess Franco, cundo el sábado nos alertaban que estaba ingresado en un hospital de Málaga tras sufrir un grave rictus. Lamentablemente, su cuerpo no aguantó y el que fuera Goya de Honor en 2009, prolífico actor, guionista, productor y director de cine, no sólo español sino de muy diferentes nacionalidades, pero estableciendo siempre vínculos entre el terror, la comedia, el erotismo y la fantasía, Jesús Franco, como era su nombre original, fallecía hoy, a los 82 años de edad.

Fallece Jess Franco

Quizás no lo sepas y hayas visto alguna película silla porque Jesús o Jess franco no fueron los únicos nombres con los que firmó sus obras, algunas le acreditan con nombres más internacionales como los de Clifford Brown, James P. Johnson o, simplemente, Jess Frank. Porque para ser un auténtico enfant terrible, como sin duda era, debió parecerle bastante irónico llevar un apellido tan poco usual, pero identificativo, como el de Franco, que precisamente le condenaría al exilio.

Jesús Franco

Lo que no le impidió desarrollar una prolífica trayectoria en la que desarrolló múltiples y variadas facetas. Lo mismo hacía de figurante en Around the world in Eighty Days como protagonizaba una película tan singular como El extraño viaje, dirigido por Fernando Fernán Gómez en un reparto integrado por Carlos Larrañaga, Lina Canalejas y Rafaela Aparicio, ni más ni menos. Pasó de ser ayudante de dirección de un cineasta como Juan Antonio Bardem, en películas como Cómicos o Muerte de un ciclista, a serlo de Orson Welles en Don Quijote de Orson Welles, después de haber sido el director de la segunda unidad de Campanadas a medianoche.

Compositor, montador, director de fotografía o inspirador de cineastas como Quentin Tarantino, admirador confeso de un cineasta original que atesora legiones de admiradores en todo el mundo gracias a títulos tan peculiares como La mano de un hombre muerto, Rififí en la ciudad, El secreto del Dr. Orloff, Necronomicón, The Blood of Fu Manchu, Vampyros Lesbos, Colegialas violadas… y un sin fin de títulos de películas de ínfimo (más que bajo) presupuesto, de las que sus últimas piezas eran Al pereira vs. the Alligator Ladies, La cripta de las condenada y su secuela. Porque Jess era capaz de hacer muchas películas en un mismo año.

Más vídeos en Antena3

Seguro que para algunos no dejará de ser un director en la misma onda que el también genuino Edward D. Wood Jr., inmortalizado por Tim Burton en Ed Wood, pero considerado comúnmente como el peor director de la historia del cine. Pero muchos le recordarán siempre como un director original y particular, cuyas películas serán mejores o perores, pero siempre tenían un cariz entrañable y absolutamente fascinante para los amantes del cine que sabían reconocer en sus obras el trabajo de un profesional entregado a su arte.