La tercera edición del festival de cine online Atlántida Film Fest ha llegado a su fin tras un mes plagado de buen cine, y sin salir de casa, a través de la plataforma Filmin. Gracias al Atlántida Film Fest hemos podido disfrutar de 37 películas inéditas de las cuales, por desgracia, sólo un pequeño porcentaje llegará a nuestras salas. Un festival adaptado a los nuevos tiempos que un año más nos ha traído verdaderas joyas del cine reciente. El film Después de Lucía, del mexicano Michel Franco, se ha convertido en vencedor indiscutible del festival (y también en el predilecto de quien firma este artículo). La Mención Especial se ha destinado a Sonidos de barrio, del brasileño Kleber Mendonça Filho. También el jurado del festival ha querido premiar la interpretación de Nadia de Santiago en la insípida Ali, de Paco R. Baños.

Cartel de Después de Lucía

Para cerrar como se merece este festival que apuesta fervientemente por la calidad, en Extracine hemos querido hacer una selección tanto de las películas más esperadas del festival, con irregulares resultados, como de las que más nos han marcado y de aquellas que nos perdimos. En definitiva, una selección de lo mejor del Atlántida Film Fest que ofrece una breve muestra de por qué amamos el cine y todas las iniciativas que, como esta, tienen como objetivo dar a conocer un cine alejado de las masas.

  • Las más esperadas

Algunos nombres sobresalían sobre el resto en el estreno de este festival: Abbas Kiarostami, Carlos Reygadas, Michel Gondry y Jonás Trueba. Sus films eran, sin lugar a dudas, los más esperados por la crítica y por nosotros, los cinéfilos sin cura. Sin embargo, y muy a pesar de la espera, estos realizadores no son quienes nos han dado las mayores sorpresas de este festival.

1. Like someone in love (2012), de Abbas Kiarostami

Me declaro amante incondicional del cine de Kiarostami, pero también de todo lo relacionado con la cultura nipona. Unan estos dos factores y hallarán el porqué de mi selección de esta como una de las más esperadas de este festival. Sin embargo, la primera media hora de la película protagoniza una escalada que, igual que sube, baja en picado al pasar el ecuador del film. Like someone in love narra la historia de una joven (y bellísima) estudiante japonesa que se dedica a la prostitución para poder costearse sus estudios. El film se centra en su particular relación con uno de sus clientes, un entrañable escritor de avanzada edad, al tiempo que trata de escapar sin éxito a la controladora mirada de su novio.

Like someone in love (2012), de Abbas Kiarostami

Like someone in love tiene algo de Sleeping beauty (2011), de Julia Leigh y Elles (2011), de Malgorzata Szumowska. Y resulta imposible no recordar al ver este film el trayecto en taxi de Bill Murray por las calles de Tokio en Lost in translation (2003), de Sofia Coppola. Sin embargo, Like someone in love es una película que, a pesar de la sencillez de su puesta en escena, no habíamos visto antes.

2. Post Tenebras Lux (2012), de Carlos Reygadas

Aún sigo enamorada de Luz silenciosa, la primera película del realizador mexicano que tuve el placer de ver hace ya unos años. Su tratamiento (me atrevería a decir) perfecto de la imagen y el acercamiento al cine del danés Dreyer, a quien tanto admiro, hicieron que el visionado de este film se convirtiera en una experiencia inolvidable. Así que el nombre de Carlos Reygadas firmando una nueva película despierta, cuanto menos, expectación. En Post Tenebras Lux la belleza de las imágenes sigue predominando en una película cuyo argumento es difícilmente descriptible ya que se adentra en el simbolismo para narrar un conflicto existencial de nuevo situado en un entorno rural. Lo sé, el cine de Reygadas no es apto para todos los públicos, pero créanme, una vez dada la oportunidad a este magnífico realizador, su manera de hacer cine puede llegar a ser adictiva.

3. The We and the I (2012), de Michel Gondry

¿Cómo no adorar al Michel Gondry de Eternal Sunshine of the Spotless Mind? ¿O incluso al Gondry de películas como La science des rêves o de la divertida Be kind rewind? Sin embargo, The We and the I, he de reconocerlo, no ha logrado despertar mi interés. Si hay una película de este realizador que espero con impaciencia esa es L´ecume des jours, basada en la novela de Boris Vian y protagonizada por Audrey Tatou y Roman Duris. Pero el nombre de Michel Gondry siempre vende, y no dudo que The We and the I nos hará pasar un buen rato pero yo, para que mentirles, tengo una larga lista de películas por ver y The We and the I no está entre las primeras.

4. Los ilusos (2013), de Jonás Trueba

El apellido Trueba tiene mucho tirón en España. Si en su momento fuesen los hermanos Trueba ahora, con la llegada de una nueva generación de cineastas en la familia, la atención está puesta en Jonás Trueba. Su opera prima, Todas las canciones hablan de mi, nos hablaba de un amor corriente, de una historia que todos, de una manera u otra, conocemos. Los ilusos también nos habla de amor, pero de amor por el cine. Su cine que roza la simpleza no acaba de llenarme pero Los ilusos, película encargada de clausurar el festival, era sin duda una de las más esperadas.

  • Las que nos perdimos

La vida del cinéfilo es la vida mejor, pero también es cierto que una tiene sus limitaciones. Ver 37 películas en un mes, a las que sumar los estrenos de cada semana así como revisiones a films que nos marcaron en su momento, es una tarea prácticamente imposible (más aún si una es también una seriéfila compulsiva). Así, el Atlántida Film Fest se ha marchado y con su marcha han quedado también muchas películas por ver y, en el mejor de los casos, disfrutar. Esta es sólo una breve selección de aquellas películas que se quedaron a las puertas de mi pantalla y que volverán, sin duda, para ser disfrutadas.

1. Stories we tell (2012), de Sarah Polley

Tras su paso por la ficción con Away from her y la irregular Take this waltz, Sarah Polley da un salto al cine documental con Stories we tell, un documental en el que la realizadora canadiense emprende una búsqueda dentro de su propia familia. Era, para servidora, una de las más esperadas de este festival. Sin embargo, dado que la película se encuentra entre las seleccionadas para los premios Oscar en la categoría de documental, y por petición de la productora del film, el Atlántida Film Fest tuvo que retirar el film de su programación. Así que tendremos que esperar al próximo mes de mayo para poder disfrutar de este documental.

2. Call girl (2012), de Mikael Marcimain

El cine sueco es una de mis debilidades y, por suerte, esta cinematografía va haciéndose, poco a poco, un hueco en nuestras pantallas. Call girl, opera prima del director sueco Mikael Marcimain, nos ofrece un thriller político (los suecos son verdaderos maestros del thriller) sobre un escándalo de prostitución ocurrido en Suecia en los años 70 y en el que se vieron involucrados políticos del país. El único motivo por el que este film no se encuentra entre mis recomendaciones del festival es por mi deber moral de no recomendar algo que aún no he visto. Sin embargo, no me cabe duda de que esta no será la última vez que hable de esta película.

3. Otello (2012), de Hammudi Al-Rahmoun

Y de operas primas va la cosa. Otello es la entrada al largometraje del director catalán Hammudi Al-Rahmoun. Con 15.000 euros de presupuesto y rodada en tan sólo 3 días, este film emplea la obra de Shakespeare para reflexionar sobre conflictos humanos tales como la pasión y los celos. Una de las propuestas, sin duda, más sorprendentes del festival.

4. The sinkholes (2012), de Antoine Barraud

The sinkholes ofrece, precisamente, la clase de ciencia ficción que adoro. Si me piden que les hable del argumento de este film, no sabré qué decirles, porque el viaje de exploración de un grupo de expertos de cinco cuevas descubiertas en distintos rincones del mundo no es sino una excusa para llevar el hilo narrativo de esta película que sólo puedo describir, basándome en las apariencias, como fascinante.

The sinkholes

  • Las imperdibles del Atlántida Film Fest 2013

El Atlántida Film Fest nos ha traído una selección de lo mejorcito del cine más reciente. Pero hay dos películas entre su amplia programación que nadie debería perderse.

1. Después de Lucía (2012), de Michel Franco

Después de Lucía es, sin duda, una de las mejores películas, no sólo de este festival, sino de la temporada. Un film sobre el acoso escolar narrado con verdadera maestría, que cuenta, además, con la brillante interpretación de la joven Tessa Ia. Atención a la escena de la barca, un clarísimo homenaje a la escena final de Funny games, del maestro Haneke.

2. Perfect sense (2011), de David Mackenzie

Perfect sense no ha sido un descubrimiento de este festival. Ya en el Especial San Valentín proponía esta curiosa historia de amor para celebrar nuestro amor por el cine. Y ahora, unos meses después, y con motivo de su presentación en España gracias a este festival, vuelvo a recomendar dedicarle una hora y media a este film apocalíptico en el que lo único que sobrevive es el amor.

Perfect sense, de David Mackenzie