Los festivales de cine de entidad real, con sede física, siguen determinando las derivas del cine contemporáneo, pero implican un grave problema de accesibilidad: es preciso el desplazamiento a la ciudad sede para descubrir ese nuevo cine, ya sea como forma de productor, exhibidor, crítico o espectador. Para evitar tal problema de concentración de la actividad cinematográfica en un sólo punto, y a la vez ahorrar costes, están empezando a emerger nuevos festivales cinematográficos sin entidad física, celebrados en la red. Es el caso del Festival Márgenes, dedicado al cine español y emitido de forma online, que celebra su 2ª edición en este mes de marzo.

márgenesY es que la red permite una dispersión en los dos puntos de la cadena cinematográfica: desde el punto de vista de la exhibición, pueden emitirse propuestas que no disponen de posibilidades de distribución en las salas comerciales por ser obras arriesgadas o de escaso apoyo mediático; desde el punto de vista del espectador, no es preciso el desplazamiento, sino la existencia de una terminal, para disfrutar del film. Esta libertad y esta universalidad es lo que pretende fomentar propuestas como este festival Márgenes, cuyo cine podrá disfrutarse en la web www.margenes.org, donde se encontrarán las 11 películas finalistas en streaming por un precio módico: sólo es preciso un bono de 5 euros para visionar la totalidad de las propuestas. Los abonos estarán disponibles en internet entre los días 7 y 16 de marzo, y desde el momento de la adquisición, el espectador puede disfrutar de las obras durante diez días.

De todos modos, la edición de este año del festival Márgenes viene acompañado de un doble escenario para la exhibición, pues la Cineteca del Matadero, el cine de lo real, también colabora con la propuesta. Así, además de estar disponibles en streaming en la red, todas las películas finalistas van a poder visionarse en la Cineteca entre los días 7 y 10 de marzo. Así, el festival Márgenes, que elude los cauces habituales de comercialización, dispondrá de las siguientes once obras, de las que dejo el tráiler para poder disfrutar de un breve avance:

-12+1, una comedia metafísica, de Chiqui Carabante

"Unos tipos van por el desierto buscando algo. Lo que buscan solo lo sabe uno, al que llaman ‘el maestro’. Buscar en el desierto es peligroso pues, a parte de las inclemencias propias de un lugar sin agua y con muchas horas de sol, ‘el Bautista’ ronda las dunas. Un loco que de creyente pasó a asesino, de la misma forma iluminada. Así que el grupo duda entre pensar que buscan a Dios o a la muerte, o si estas dos cosas son la misma".

-Dios sabe, de Silvia Rey

-ElectroClass, de María Ruido

-La pausa, de Miguel Ángel Delgado

-Los Ulises, de Agatha Maciaszek y Alberto García Ortiz

"En el frondoso monte de Ceuta, la colonia española en la costa marroquí, 57 inmigrantes indios viven refugiados en un campamento clandestino que han construido para evitar su deportación. A través de un acercamiento íntimo y visualmente cuidado, la película les acompaña en su día a día durante 2 años, en los que luchan por sobrevivir, esperando cruzar los últimos 14 km que les separan de Europa. ¿Lo conseguirán?".

-Llende, de Luis Argeo y Ramón Lluís Bande

-N VI, de Pela del Álamo

"Antes viajábamos por carreteras que atravesaban lugares habitados. Hoy, aquellas carreteras han sido sustituidas por autopistas aisladas del paisaje que atraviesan. Durante mucho tiempo, la N-VI fue una de las carreteras más importantes de España. Unía Madrid con Galicia a lo largo de 600 kilómetros. Ahora la autovía A-6 cubre todo el trayecto. Algunos tramos de la vieja N-VI han desaparecido, otros han quedado casi abandonados, como islas a la deriva, kilómetros de asfalto que empiezan y terminan en ninguna parte, y con ellos las aldeas y pueblos que atravesaban. En los márgenes de aquella carretera permanecen sus habitantes, cuyas vidas han quedado encalladas en un presente sin demasiado futuro".

-Piedad, de Otto Roca

-Quantum men, de Carlos Serrano Azcona

"Cristóbal Jodorowsky es actualmente el principal practicante del psicochamanismo, una técnica de sanación espiritual creada por su padre Alejandro, y ejerce su actividad tanto en el plano teórico, mediante la realización de cursos y seminarios y la publicación de libros, como en el práctico, al ser él mismo terapeuta y psicochaman. Con Cristóbal como guía, Quantum Men refleja la realidad de las prácticas psicomágicas en todas sus facetas: viajando a los orígenes del saber chamánico y asistiendo a los rituales de chamanes y sanadores tradicionales. Un documento sobre esta labor, acercándola al hombre de hoy y depurándolas de supersticiones y oscurantismos".

-Sé Villana. La sevillana del diablo, de María Cañas

-Vikingland, de Xurxo Chirro

"Transposición de 'Moby Dick' a través de imágenes recogidas de un diario filmado de un marino mercante gallego, que trabaja entre Dinamarca y Alemania".