Hacía tiempo que no se veía en el cine de EEUU un film sobre submarinos. Claro, es un motivo que procede de otra época, de la 2ª Guerra Mundial o de la Guerra Fría a lo sumo: su figura ya tuvo un antes (Julio Verne fabulando con la máquina) y un durante (la Guerra Fría). Ahora estamos ya en el después, cuando el motivo es desarmado a través de la ironía, y podemos encontrar como paradigma a Life Aquatic (2004), de Wes Anderson: el motivo del submarino se abordaba con una estética retro, con zooms y filtros que pretendían recuperar la puesta en escena del cine de los años sesenta y setenta y siguiendo la vida de un oceanógrafo, no la de un militar, pues ya es caduco asociar el submarino con lo militar. Pero, rompiendo con todas las modas, llega un thrille de submarinos, Phantom, cuyo tráiler acaba de ser publicado:

Porque, por lo visto en el tráiler, el film pretende reivindicar un cierto clasicismo en su estética, incorporándose a la estela de los thrillers políticos procedentes de la Guerra Fría. De hecho, su argumento está ambientado en la época de la la lucha entre las dos grandes potencias, y sigue los pasos de un capitán de un submarino de misiles soviético de la guerra fría que sufre ciertos ataques que le procuden un cambio en la percepción de la realidad. Aún así, es llamado para una misión secreta, abandonando a su familia y sufriendo continuos cuestionamientos por un agente del KGB que pretenden tomar el control del misil nuclear que porta la nave.

Phantom está dirigido por Todd Robinson, director de Lonely Hearts (Corazones solitarios) y del documental Wild Bill: Hollywood Maverick sobre la vida de William Wellman, y que también se ocupa del guión. Y gran parte del atractivo de la cinta reside en su principal intérprete, Ed Harris, quien encarnará al conductor del submarino y mantendrá unduelo interpretativo con David Duchovny, el agente del KGB. El tráiler permite mostrar una sólida puesta en escena y una contraposición entre una iluminación amarillenta y azulada, proyectando así los propios enfrentamientos de los personajes, la seguridad y el peligro, en la luz. Veremos si logra emular el aire del thriller clásico y se atisba un gran psicologismo en la puesta en escena, o si deviene, antes de su propia conclusión, un producto caduco por un tratamiento demasiado poco original de la temática. El estreno está previsto para el 1 de marzo de 2013 en EEUU.