La carrera de Michael Shanon está asumiendo un fulgurante ritmo en los últimos años. Tras el éxito en Cannes de la excelente Take Shelter, donde encarna a un padre de familia que sufre síntomas inexplicables de una psicosis, se ha convertido en actor fetiche de Jeff Nichols, pues también lo tomó para su trabajo siguiente, Mud (Barro). Participó en The Broken Tower, el biopic sobre el poeta estadounidense Hart Crane dirigida por James Franco; en Venecia sorprendió con su terrorífica interpretación en The Iceman, y además forma parte del reparto de Man of Steel. Ahora, acaba de confirmarse su participación en el próximo film de John McNaughton, The Harvest, que protagonizará junto a Samantha Morton y de la que ya existe una primera instantánea:

John McNaughton sorprendió a todos con su debut en la dirección, Henry: Portrait of a Serial Killer, que hoy es una obra de culto. Se trata de un realista y duro relato de un psicópata, donde el espectador se ve arrastrado a los infiernos en los que se ubica el personaje. Pero, a partir de entonces, ha desarrollado una carrera errática con thrillers bastante irregulares. Con The Harvest, pretende recuperar su prestigio, y para ello parte de un guión escrito por Stephen Lancellotti.

The Harvest sigue los pasos de un matrimonio con un hijo enfermo, cuya apacible vida cambia cuando se instala una nueva vecina en el piso de al lado y le ofrece al hijo una vida más excitante. Desde entonces, todo el universo que había construido su madre para proteger a su hijo del mundo se desmorona a causa de la irrupción de la vecina, que trae vientos de realismo a la vida del joven. El director pretende construir una narración oscura, y llevará como sello un giro argumental, un recurso muy acostumbrado a su carrera, como puede comprobarse en la laberíntica Wild Things (Juegos salvajes), que hay que seguir muy atento al guión.

Por el argumento, parece desarrollar la misma premisa que Canino, de Giorgio Lanthimos, sobre unos padres que imponen un sistema de significaciones a su hijo para interpretar el mundo, de modo que el hijo es incapaz de desarrollar una razón autónoma. Pero el director quiere abordar el tema como un cuento, próximo a Hansel y Gretel, y a la vez con una gran dureza dialéctica en el guión, siguiendo la estela de Who´s afraid of Virginia Woolf? (¿Quién teme a Virginia Woolf?), una de las obras maestras de Edward Albee, sobre un matrimonio en aparente crisis que, sin embargo, funda un nexo interno a través del juego dialéctico, a través de un lenguaje propio que sólo ellos saben interpretar. El lenguaje como creador de realidades. The Harvest cuenta con un presupuesto de 10 millones de dólares y se prevé su estreno para 2013.