El diario americano USA Today ha adelantado las primeras imágenes de Trance, el nuevo largometraje dirigido por Danny Boyle. El director británico tiene gran cantidad de seguidores y detractores, pero si algo le caracteriza es su adaptabilidad a cualquier género y su atrevimiento a la hora de hacer películas totalmente diferentes: Trainspotting, The Beach, Sunshine o Slumdog Millionaire son solo algunos ejemplos. Aunque no es uno de mis directores favoritos, sí me parece que es un cineasta extremadamente ambicioso, que intenta abarcar diferentes temáticas y estilos en cada nuevo proyecto que emprende. En el caso de Trance, Boyle se atreve con un thriller psicológico ambientado en el mundo del arte y con un cuadro de Goya robado como eje central.

Trance

La gran ambición de Danny Boyle, el Oscar a mejor director conseguido por Slumdog Millionaire y su nacionalidad le convirtieron en el candidato perfecto para ser el encargado de dirigir la espectacular ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres. Supongo que a Boyle le cogió por sorpresa este recado, porque los Juegos le obligaron a interrumpir el rodaje de Trance, y a posponer su finalización hasta que acabó de preparar la gala.

Ahora, con la película lista para estrenarse en 2013, ya conocemos la sinopsis de la película, que estará protagonizada por James McAvoy, Vicent Cassel y Rosario Dawson.

Simon (McAvoy), un subastador de arte, se alía con una banda de mafiosos liderada por Franck (Cassel), juntos preparan un plan para robar una obra maestra de Goya en una subasta pública. Cuando Simon traiciona a la banda durante el robo, Franck toma represalias y lo deja inconsciente.

Tras el atraco, Simon afirma -no sabemos si lo finge o hay algo real- que el incidente violento le ha dejado ningún recuerdo del lugar donde ocultó el cuadro.

Por lo tanto, Franck y sus asociados contactan con una misteriosa hipnotista (Rosario Dawson) para desentrañar el escondite. Pero a medida que emprende un viaje profundo en la complicada psique de Simon, los límites entre la realidad y la sugestión hipnótica comienzan a desdibujarse y la cosa se vuelve más complicada de lo que habían previsto en un principio.

Según el director la pintura robada no es más que una excusa para convertir la película en "algo más elegante y psicológico, con giros y vueltas". Una película que promete dar mucho que hablar por su contenido sexual altamente explícito, las escenas de violencia y un lenguaje no apto para menores. Trance se estrenará el 27 de marzo de 2013 en Reino Unido, así que dentro de poco podremos ver el primer tráiler oficial de una película en la que Boyle ha querido "actualizar el género noir, dándole un giro contemporáneo en términos de emoción". Por ahora, abrimos apetito con las primeras imágenes oficiales.

Trance