Para todos los fans de Tom Cruise, o de Morgan Freeman, o de Joseph Kosinski, o de las películas que se desarrollan en futuros distópicos, están de enhorabuena ya que la próxima película del director de Tron: Legacy tendrá todo eso y mucho más. Tampoco se habían conocido demasiados detalles hasta el momento sobre este proyecto, sobre todo si tenemos en cuenta que el protagonista es una de las grandes estrellas de Hollywood, pero ya ha aparecido el primer tráiler y parece que tiene algunos puntos que podrían hacer interesante su visionado.

Cruise no estará solo

Como nos indican en este primer avance, la historia se desarrollará sesenta años después de una batalla entre la raza humana y los alienígenas, en su intento por conquistar nuestro planeta. Afortunadamente somos nosotros los vencedores pese a que gran parte de la Tierra haya quedado destruída por el conflicto. A partir de ahí, la mayoría de la raza humana es enviada al espacio mientras se reconstruye nuestro planeta y mientras gente como el personaje al que interpreta Cruise tiene que recorrer extensas zonas para garantizar la seguridad y asegurarse de que pueda ser habitada de nuevo. Con este punto de partida, que recuerda descaradamente al planteamiento de Wall·E, Kosinski intentará legarnos una película llena de efectos especiales y de acción, aunque todavía se guardará unas cuantas sorpresas como podemos ver en el tráiler:

Tampoco pinta demasiado mal teniendo en cuenta el tema del que se trata. Parece que, ante la situación económica en la que nos encontramos, desde Hollywood quieren lanzar películas de catástrofes planetarias donde la lucha por la supervivencia sea la constante que mueve a los personajes. Ya hemos visto unos cuantos ejemplos y estoy seguro de que todavía quedarán muchas superproducciones que se sumarán a esta moda, pero de momento nos quedamos con esta Oblivion. Su estreno está previsto para el próximo 19 de abril en Estados Unidos, aunque si tenemos en cuenta el presupuesto con el que ha contado (unos 150 millones de dólares) estoy seguro de que llegará a todos los rincones del mundo para rentarlo. Otra cosa es que merezca la pena verla. ¿Qué os parece a vosotros?