Martin Scorsese siempre conjuga la realización de ficción con la de cine documental, creando así una filmografía polifónica, con una búsqueda artística en distintas dirección. Ahora mismo realiza The Wold of Wall Street, y a la vez planea el rodaje de un biopic sobre Frank Sinatra y la dirección de un film del género de gángsters, The Irishmen, con Robert de Niro, Al Pacino y Joe Pesci. Y, a la vez, está proyectando nuevas incursiones al género documental: en esta ocasión, realizará un documental sobre Bill Clinton, que será producido por HBO.

El documental pretende seguir toda la trayectoria de Bill Clinton, desde su infancia en Arkansas hasta su actual trabajo, ya después de abandonar la Casa Blanca. El propio Bill Clinton va a colaborar en la redacción del guión de este documental que parece pretender más un esbozo de la figura que una objetividad en el retrato de sus políticas. El propio Scorsese se ha declarado seguidor de las ideas de Clinton en una palabras vertidas con ocasión de la noticia del rodaje:

Bill Clinton es una gran figura que sigue siendo una voz importante en los asuntos mundiales, y que continúa dando forma al diálogo político, tanto aquí como en todo el mundo. A través de conversaciones íntimas, espero proporcionar un mayor conocimiento de esta figura trascendental

El hombre de negocios, productor y cineasta Steve Bing será el productor del documental, y él ya se encargó de financiar un proyecto de Martin Scorsese: un rodaje de un concierto de los Rolling Stones en 2008. Y HBO ha lanzado un comunicado conjunto firmado por Michael Pepler y el director de programación Michael Lombardo, donde afirmaban la necesidad de este documental hoy en día.

El presidente Bill Clinton es una de las figuras más poderosas de nuestro tiempo, cuya visión y perspectiva del mundo, combinada con su inteligencia poco común, le hacen una singular voz en la escena mundial. Este documental, bajo la dirección de Marty, crea una oportunidad única para el presidente para reflejar las cuestiones que han consumido su atención y pasión durante su presidencia y su post-presidencia.