14 de febrero de 2013. Esa es la fecha que todos los fans de la saga protagonizada por John McClane, o lo que es lo mismo, por el gran Bruce Willis, deben tener grabada no sólo en su calendario de estrenos si no en su propia memoria. Y es que esta quinta entrega de las desventuras del famoso detective promete dar toda la acción en las situaciones más inverosímiles que podamos imaginar para el regodeo de los fans de la saga. ¿Qué más se puede pedir? Se podría pensar que después de tantas cintas, y sobre todo que en todas ellas se utiliza la misma fórmula de ubicar al personaje en el peor momento en el lugar menos indicado podría estar bastante desgastada, pero siempre se les ocurre algo con lo que sorprender a los espectadores.

Vuelve John McClane

En esta quinta entrega, que estará dirigida por John Moore, se introduce la novedad del hijo de John McClane, interpretado por Jai Courtney, que se verá enfrascado en un grave problema con mafiosos rusos. Por supuesto, el detective no podrá dejar que sea su propio hijo el que sufra este tipo de injusticias, así que viajará hasta allí para hacer frente a ese grupo de terroristas junto con su hijo. Parece que con esta quinta entrega las intenciones de los productores es buscar un relevo más joven y fiable para continuar con la saga en un futuro sin que sea Bruce Willis el protagonista. Sin embargo, creo que no soy el único que opina que el carisma y la personalidad que le da el actor a este personaje sólo puede venir de Willis, y no hay nadie más que pueda conseguirlo. Esto se puede ver claramente en el vídeo de rodaje que ha aparecido, donde Courtney nos resume un poco qué podemos esperar de la cinta:

Aunque las intenciones de futuro de los productores sera no contar con Willis, hay que aclarar que en esta película estará, y que se dejará la piel como lleva ocurriendo desde el 88 cuando vio la luz la primera cinta de la saga. Por eso los fans todavía podrán disfrutar de las peculiares situaciones y enrevesados momentos de acción que seguramente tendrá la película, mientras esperamos que el relevo esté a la altura aunque, evidentemente, Bruce McClane Willis sólo hay uno.