Mientras esperamos a que Pacific Rim llegue a las salas, cosa que hará el 12 de julio de 2013, y con toda la campaña viral que se presenta por delante, Guillermo del Toro ya está pensando en el que sería su siguiente proyecto como director. Hay que tener en cuenta que no tenemos una cinta suya en ese rol desde que en 2008 estrenara Hellboy II: The Golden Army, por lo que parece que ahora quiere ponerse las pilas de todo ese tiempo que no se ha sentado tras las cámaras para hacer largometrajes y, afortunadamente para todos los que disfrutamos con su cine, no quiere parar de trabajar.

Del Toro vuelve a por fantasmas

Lo importante es que ya cuenta con nuevo proyecto, que se alejará bastante del género de la acción y los robots gigantes que promete Pacific Rim, y de hecho regresará al género que le hizo grande: el terror. La película llevará por título Crimson Peak, pero hay que ver los detalles para darnos cuenta de si la producción será realmente prometedora o, pese a llevar el nombre de del Toro, quedará en nada. El guión estaba escrito por él mismo junto con Matthew Robbins, con el que ya trabajó en el libreto de Don't Be Afraid of the Dark, hace unos cinco años. Al parecer, se pusieron a trabajar en él justo cuando el director finalizó la producción de El laberinto del fauno, y sus derechos fueron vendidos entonces a la Universal. Ahora parece que lo han rescatado y será reescrito, nadie sabe por qué, por Lucinda Coxon. A ver cómo queda.

¿Y de qué trata la historia? Al parecer no se trata de un argumento muy original, puesto que por enésima vez volverá a tocar el tema de las casas encantadas y de los fantasmas. Según el propio director, la cinta se basará en clásicos del género como The Innocents, The Haunting o The Shining, aunque con el toque personal del director:

Será un filme muy directo, de una historia de fantasmas clásica pero a la vez moderna, que me permitirá jugar con las convenciones de un género al que amo al mismo tiempo que les doy la vuelta

Sinceramente no se qué pensar sobre la producción, puesto que si bien del Toro ha demostrado su enorme imaginación y originalidad en sus trabajos, parece que se quiere zambullir en un subgénero bastante trillado y explotado. Por ahora sabemos que el comienzo del rodaje está previsto para principios de 2014, así que aún tendremos tiempo de sobra para hacernos una idea de cómo será la cinta y de si realmente merecerá la pena verla.