Seth MacFarlane está, últimamente, en el foco de atención de todos los medios; y es que está desarrollando una frenética carrera dentro del mundo cinematográfico, tras el saldo que dio de la pequeña pantalla a la dirección con Ted, su primer largometraje. En una reciente entrevista, Paul Thomas Anderson alabó el film, y señaló su deseo de que su próximo proyecto tras The Master sea una comedia, tratando de seguir algunos mecanismos de generación de humor planteados en la narrativa de Ted. Asimismo, MacFarlane ha sido seleccionado para presentar la 85º edición de la gala de los Oscar, sucediendo a Billy Crystal, donde seguro que introducirá su característico humor absurdo para evitar el tedio que suele acompañar a la extrema duración de estas galas. Y ahora acaba de anunciar la realización de un segundo largometraje, y se trata de una adaptación a la gran pantalla de la serie de su creación Family Guy (Padre de familia).

La serie de animación Family Guy (Padre de familia) fue creada por Seth Macfarlane en 1999 para la cadena FOX, a través de la reinvención de dos personajes que había tratado en sus primeros cortometrajes animados: Larry y su perro Steve, que aparecían en los cortos The Life of Larry y Larry & Steve; en Family Guy los renombró y los llamó Peter y Brian. La serie lleva 11 temporadas a sus espaldas, y está compuesta en la actualidad por 194 capítulos; no obstante, a pesar de su éxito, fue suspendida en 2002 por la FOX, ante la competencia por otros programas. Pero a causa de la presión de los fans, que ya habían convertido a Family Guy y su humor absurdo en una serie de culto, la FOX prometió la producción de nuevos capítulos en 2005, y desde entonces no ha cesado la producción y emisión de nuevos capítulos. No obstante, Seth MacFarlane no ha señalado una fecha precisa para el comienzo de la producción de una adaptación a la gran pantalla, tal y como ha señalado en una entrevista:

Es sólo una cuestión de tiempo. Es difícil hacerlo mientras tienes series que continúan al mismo tiempo; pienso que eso es por lo que llevó 20 temporadas poder hacer una serie sobre los Simpsons.

Y también ha señalado que no ha diseñado todavía ningún argumento para el film. No obstante, Seth MacFarlane es consciente de la diferencia entre cine y televisión: son dos formatos que, aunque compartan su yuxtaposición de imagen en movimiento y sonido, por su manera de emisión y de contacto con el público, implican un diferente tratamiento. Y es que la televisión permite el desarrollo de una narración expansiva y el cine de una narración sintética. De ahí que Seth MacFarlane señale que no desea un film que parezca un capítulo largo, sino una película autónoma de la serie, con entidad propia:

No sabemos sobre qué ira la película de Family Guy. La película de The Simpsons, pensé, era hilarante, pero criticaría en su planteamiento el hecho de que su historia podría haber sido hecha para la televisión. Podría haber sido un episodio del argumento de la serie. Este es el desafío con la animación. Puedes hacer la historia que quieras, así que ¿cuál es la razón para hacer una película? Por eso, decidimos hacer algo que sería imposible de ver en televisión.