Entramos en las postrimerías del año 2012, y con el fin de un ciclo, llegan las listas. Y Cahiers du Cinéma, defensores a ultranza del cine más innovador, trasladan esa apuesta a su propia labor, y son los pioneros en la realización de las listas anuales de las mejores películas: ya han filtrado su lista en noviembre, que será publicada en su próximo número de diciembre. Esta lista pertenece a los críticos de la edición francesa, el embrión de la revista, y se corresponde con los estrenos que han tenido lugar en el país galo durante el año 2012. De ahí que quepan obras realizadas en años anteriores (como Go Go Tales, de Abel Ferrara, dirigida en 2007) y no aparezcan obras premiadas en los festivales más importantes de este año, pues todavía no han llegado a las salas de cine francesas. Os dejo con la lista, señalando antes que en la cuarta posición encontramos tres obras empatadas a votos:

1.Holy Motors, Leos Carax

El enfant terrible del cine francés, Leos Carax, nos trae en Holy Motors su propuesta menos narrativa, compuesta por una estructura episódica donde un personaje, M. Oscar, es y no es él: es uno y múltiple, pues es un sujeto inconsistente, que transita por diferentes identidades según el combate entre las imposiciones sociales y el inconsciente. Así, guiados por Denis Lavant, y con la presencia de Kyle Minogue, nos sumergimos en la vivencia múltiple, fragmentados en diferentes espectros, a la que nos obliga la postmodernidad, siempre por torrentes subterráneos de estampas surrealistas e imágenes que golpean al ojo por un feísmo que deviene belleza. La beauté du geste es el fin de su búsqueda y su transición por diferentes personalidades. Una propuesta que polariza a la audiencia, y que en Extracine hemos valorado tanto Luis como un servidor.

2.Cosmópolis (David Cronenberg)

David Cronenberg no puede permanecer impávido ante el declive social y económico que vive Occidente en la actualidad, y como siempre, traduce esa realidad a través de sus alegorías surcadas de perversión y decadencia. Partiendo de una novela de Don DeLillo, somos guiados por un joven multimillonario con la próstata asimétrica, Eric Parker (encarnado por Robert Pattinson), a través de una limusina que surca las calles llenas de manifestantes en Wall Street. Es el apocalipsis económico visto desde la pequeña ventanilla de la élite, incapaz de empatizar con las víctimas de la crisis. Pero en este caso, Cronenberg ha intelectualizado su cine hasta extremos máximos, de modo que todo es diálogo abstracto, aunque al final deja paso al contacto directo con la decadencia y los efectos psicológicos de la crisis. Desde la disección hasta la infección.

3.Twixt (Francis Ford Coppola)

Tras sumergirse en el terror con Bram Stoker´s Dracula, donde logró crear una absorbente obra, Francis Ford Coppola repite género con Twixt, basado en un relato escrito por él mismo. Val Kilmer encarna a un escritor de novelas de terror que llega a un pueblo que vive atemorizado por la presencia de un asesino en serie. En Extracine, Luis publicó una crítica sobre la última obra, hasta el momento, de Coppola.

4.4:44 Last Day on Earth (Abel Ferrara)

El turbulento director neoyorquino Abel Ferrara presenta una obra de ciencia ficción, de tintes post-apocalípticos, en su último trabajo hasta la fecha, 4:44 Last Day on Earth. Willem Dafoe y Shanyn Leigh, protagonistas del film, son un actor y una pintora respectivamente, que forman una pareja que habita en un loft, a la espera del fin del mundo. Ella logra un cierto dominio en su temor, a causa de sus creencias budistas, que le hacen bloquear el deseo vitalista; en cambio, él es incapaz de aceptar la fecha de desaparición de su ser y vive en la agonía de la espera. Es, exactamente, la misma temática que Melancholia, de Lars von Trier, aunque aquí los roles estaban repartidos en tres personajes: el marido racionalista, la esposa neurótica y la mujer soltera depresiva.

5.In another country (Hong Sang-soo)

Hong Sang-Soo sigue ofreciéndonos sus historias construidas según la lógica de repetición y variación, mostrando las posibilidades de contar una historia que abre cada personaje y cada situación. Así, en In Another Country, el director de Corea del sur parte de una joven que, para huir de las deudas, decide escribir un guión de cortometraje, pero su personaje puede vivir tres vidas posibles, de modo que finaliza con la escritura de tres versiones. Todas ellas están protagonizadas por Anne, una francesa encarnada por una divertidísima Isabelle Huppert, en un papel que no se corresponde con el arquetipo de mujer en crisis pero con fortaleza que suele interpretar, que llega a Corea del sur e inicia una relación sexual con el socorrista de la zona. Así, un personaje que, a través de una personalidad coherente, tiene la libertad de desarrollar distintos caminos vitales, de eso nos habla Hong Sang-soo en esta divertida comedia que pude disfrutar en Cannes.

6.Take Shelter (Jeff Nichols)

Take Shelter, la segunda obra de Jeff Nichols, es una de las películas que mejor analizan el reverso fantasmático perverso que teje el idilio estadounidense: en medio de la más absoluta calma, Curtis LaForche (encarnado por un magnífico Michael Shannon) comienza a tener síntomas de psicosis, con emergencia de alucinaciones, que es incapaz de controlar y asimilar. Teme continuamente dos posibilidades: que sus visiones sean proféticas, o que padezca esquizofrenia. Pero, ante todo, siente miedo, porque miedo hacia lo foráneo, lo diferente, lo exterior, es el sentimiento que ha cohesionado la sociedad estadounidense de la última década, tras el 11-S. Una obra que analiza todo el inconsciente colectivo más desquiciante del país.

7.Go Go Tales (Abel Ferrara)

Abel Ferrara repite presencia en la lista, y en esta ocasión con una obra de 2007, que aparece aquí porque se ha estrenado este año en el país galo. También protagonizada por Willem Dafoe (hecho que permite vislumbrar la construcción de una filmografía como actor centrada ante todo en el cine independiente de EEUU), y en esta ocasión se trata de una comedia dramática donde Ray Ruby, un carismático empresario, regenta un bar de cabaret con gogos en el corazón de Manhattan, y que lleva su propio nombre: Ray Ruby´s Paradise.

8.Tabu (Miguel Gomes)

El portugués Miguel Gomes presenta una arriesgada obra, que obtuvo el Premio FIPRESCI en el Festival de Berlín y el Alfred Bauer a la innovación artística. Tabu recoge su nombre de la última obra de Murnau, realizada en un viaje por las islas del Pacífico, un canto de cisne al cine mudo y el último proyecto que pudo realizar antes de su muerte, por accidente de coche, en 1931; con ella establece esta obra de Gomes un intertexto. Está rodada en blanco y negro y se dividida en dos mitades: una ambientada en la Lisboa actual y otra en África en los años cincuenta, ofreciendo un retrato del pasado de los personajes de la primera mitad.

9.Faust (Alexander Sokurov)

El arriesgado director ruso Alexander Sokurov, quizá uno de los más extremos cineastas de su país y un nombre imprescindible en la cinematografía contemporánea, presenta la última entrega de su tetralogía del poder, Faust. En esta ocasión, se trata de una adaptación del Fausto de Goethe, donde pretende demostar que el poder es un vacío, ocupado por una figura manipulable por el entorno, por el lobby metaforizado en Mefistófeles. Una obra que se capta con el tacto, pues toda secuencia fomenta las texturas y las atmósferas, y recurre también a la deformación de la imagen con lentes anamórficas. Luis ofreció su visión en Extracine.

10.Keep the lights on (Ira Sachs)

El director estadounidense Ira Sachs presentó, en el Festival de Sundance de este año, Keep the lights on, una historia autobiográfica que retrata una relación duradera entre dos hombres, tejida por la pasión y los secretos. La pareja está encarnada por Thure Lindhardt y Zachary Booth en esta obra de sensualista puesta en escena.