Con seis premios Grammy por su álbum 21 y tras convertirse en la cantante que más discos ha vendido en los dos últimos años, Adele pasa a engrosar la lista de intérpretes de temas Bond, junto a bandas y artistas como Tom Jones, Nancy Sinatra, Paul McCartney, Lulu, A-Ha, Sheryl Crow, Alicia Keys o Shirley Bassy que es la única que ha repetido hasta tres veces. El estreno de Skyfall coincide además con el 50 aniversario de una saga que ha sabido ir adaptándose a las particulares exigencias de cada nueva generación de espectadores.

Adele canta para Daniel Craig en Skyfall

Por muy bonita que sea su voz, lo cierto es que el tema que interpreta Adele no me ha parecido uno de los mejores que se hayan compuesto para una película de James Bond, por lo que voy a quitarme la espina, celebrando de paso el aniversario de las aventuras cinematográficas del agente 007 y compartiendo mis 7 canciones favoritas de la franquicia creada por Albert S. Broccoli y Harry Saltzman, que comenzaba su andadura en 1962 con Dr. No.

7. For Your Eyes Only

Seguro que esta no es, ni de lejos, una de las canciones más populares que se haya compuesto para una película de James Bond. Pero es lo que tiene haber nacido en los setenta y que esta fuera una de las primeras películas que un servidor viera en el cine del agente con licencia para matar. Antes de que Sheena Easton colaborara con artistas como Kenny Rogers, Prince, Al Jarreau, Barry Manilow, Dyango o Luis Miguel, la actriz y cantante británica era escogida para interpretar el tema principal de For Your Eyes Only, la película que John Glen dirigía en 1981. Un tema que ayudaría a la consagración de la cantante y a recibir el premio Grammy a la mejor nueva artista de el año. Con música de Bill Conti y letra de Michael Leeson, se trata de una de las raras veces en la que John Barry, compositor oficial de la franquicia, no firmaba la banda sonora. Es posible que sea una balada excesivamente romántica para una película de acción, pero no debemos olvidar que estamos la etapa de Roger Moore, que estaba principalmente interesado en seducir a cualquier muchachita que se le cruzara por delante, contribuyera o no al éxito de la misión encomendada.

6. GoldenEye

A mediados de los años noventa, y tras un cierto bache de popularidad que hizo que Timothy Dalton sólo protagonizara dos películas como el agente 007, la serie de James Bond se revitalizaba en el momento en que Pierce Brosnan tomaba el relevo. La primera película de la serie, además de recuperar por una parte el tono elegante de Roger Moore y retomar la fuerza agresiva que imprimiera Sean Connery, apostaba por una actualización completa de su sonido, recurriendo al músico francés Éric Serra para componer su banda sonora. Todavía más, ¿quien iba a pensar que Bono y The Edge acabarían componiendo un tema para GoldenEye, que sería interpretado con fuerza y elegancia por la espectacular Tina Turner? Martin Campbell lo conseguía para la película que dirigía en 1995 y el resultado sigue guardando su atractivo hoy en día. Curiosamente, el mismo cineasta volvería a dirigir la primera de otra serie de la franquicia, la que inauguraba a Daniel Craig como último James Bond hasta la fecha.

5. A View to a Kill

La despedida de Roger Moore como agente 007 tenía que celebrarse por todo lo alto. Y así fue. Grace Jones como chica Bond, Christopher Walken como el malo de la película y un tema principal compuesto por una de las bandas emblemáticas de los años ochenta: Duran Duran. Si la letra la ponía la banda liderada por Simon LeBon, la música corría a cargo de John Barry que, por una vez, integraba realmente el tema principal de la película con el resto de la banda sonora. En 1985, John Glen dirigía la que era su tercera película Bond, a la que todavía le seguirían las dos que protagonizaría Timothy Dalton. Nunca

4. Diamonds Are Forever

Una de las intérpretes que más han contribuido a popularizar las canciones Bond ha sido Shirley Bassey, que interpretaría tres de las canciones compuestas por John Barry. Si la primera de ellas, Goldfinger, sigue manteniendo intacto su poder de seducción, la segunda, Diamonds are forever todavía resulta absolutamente encantadora. Parte de la responsabilidad de la revitalización de sus temas se debe a las remezclas que varios artistas música electrónica realizaban de sus canciones más populares, que con el nombre de The Remix Album: Diamonds Are Forever, se publicaban en un álbum en el año 2000. La remezcla del tema en cuestión estaba realizada por Mantronik y es la que pueden disfrutar a continuación.

3. The World Is Not Enough

Pero el auténtico renovador de las bandas sonoras de James Bond llegó con David Arnold en The World is not Enough, quien se convertiría en el segundo compositor oficial de las películas de James Bond por recomendación expresa del propio John Barry. Y es que el músico, compositor y productor británico se lo había estado currando desde que publicara el álbum Shaken and Stirred: The David Arnold James Bond Project, que contenía varias versiones de las más populares canciones de la franquicia. Al menos de las que más le gustaban a él. Su estreno en la serie sería con Tomorrow Never Dies, que incluía una canción muy pegadiza interpretada por Sheryl Crow, pero quizás sería su mejor aportación el tema de la siguiente, The World Is Not Enough, dirigida en 1997 por Roger Spottiswoode. Con letra de Don Black, el tema está interpretado por la banda de rock alternativo Garbage.

2. Die Another Day

No soy un particular admirador de Madonna como cantante o compositora (mucho menos como actriz), pero lo que no se puede dudar es que "la reina del pop" sabe a quien contratar para que le componga y produzca sus mejores trabajos. Después de una etapa muy fructífera cinematográficamente hablando en la que ganaba un Grammy por el tema de principal de Austin Powers: The Spy Who Shagged Me, contribuyendo después con dos canciones a la banda sonora de American Pie, en el año 200 publicaba uno de sus mejores álbumes, Music, que estaba compuesto y producido por el músico francés Mirwais AhmadzaÏ. Probablemente debamos a Guy Ritchie este resurgir de Madonna a finales de los noventa puesto que al casarse con el cineasta británico, descubría las oportunidades de renovación que le ofrecía la música electrónica. Su marido, mucho más moderno que ella, ya había incluido una canción de Mirwais en la banda sonora de Snatch, por lo que seguro que fue vía conyugal como pasó de ser un fabuloso músico desconocido a convertirse en un fabuloso productor desconocido. Dirigida en 2002 por Lee Tamahori, Die Another Day serviría como despedida a Pierce Brosnan y si su banda sonora volvería a estar compuesta por David Arnold, sería Mirwais el compositor y productor del tema que Madonna interpretaba en una película en la que también realizaba uno de sus mejores cameos (en dosis breves sí parece ser capaz de dar la talla). Como suele pasar con muchos de sus trabajos, tan amados como odiados, la canción conseguiría tanto una nominación a los Globos de Oro, como a los premios Golden Rasperry. Juzguen ustedes mismos, aunque yo hubiera preferido que la cantara cualquier otra rubia. Compuesta por Mirwais, la canción seguiría siendo la misma y la interpretación sería igual de válida.

1. On Her Majesty's Secret Service

Irónicamente, mi canción favorita de James Bond no está interpretada por nadie. Se trata del tema principal de On Her Majesty's Secret Service, la película que Peter R. Hunt dirigía en 1969, con George Lazenby en su aparición como agente 007. A pesar de que John Barry componía un tema al que Hal David le ponía letra y se haría tremendamente popular en la voz de Louis Armstrong, We ave all the time in the world, la canción realmente escogida como tema principal de la película era una pieza sin letra bautizada con el mismo título de la película. Una versión del tema en clave electrónica, que David Arnold ya incluyera en su famoso recopilatorio de versiones de canciones Bond, hacía tremendamente popular a la banda Propellerheads, allá por finales de los noventa. Un tema que me fascina siempre que lo vuelvo a escuchar y que volverían a editar como sencillo, además de incluirlo en el que fuera su único álbum de estudio, Decksandrumsandrockandroll, publicado en 1998. Su vocación por la serie Bond se confirmaría con la grabación de un tema cuya vocalista sería la mismísima Shirley Bassey, History Repeating, así como también realizarían la remezcla de Goldfinger, para The Remix Album: Diamonds Are Forever.

Bonus: The James Bond Theme

Si no falta en nigua de las películas de la franquicia, tampoco podía faltar aquí. Independientemente de que la responsabilidad final del tema fuera de Monty Norman, quien se reconoce como el creador del tema, o de John Barry, quien lo arreglara y le diera el sonido y orquestación definitivo, lo cierto es que sigue siendo el tema distintivo del agente 007 hoy en día. Un tema que ha sufrido diferentes modificaciones, dependiendo del uso que le diera cada uno de los diferentes compositores que han pasado a lo largo de la franquicia. Su influencia ha llegado hasta la pista de baile, con la versión que Moby hacía del tema utilizando las voces de Sean Connery y Gert Fróbe, extraídas de Goldfinger, así como la de Pierce Brosnan en la conocida presentación de su personaje: "Bond, James Bond". El tema era incluido en la banda sonora de Tomorrow Never Dies, la primera de las que compondría David Arnold. Y el propio Moby siempre reconocería que resultaba irónico hacer una versión de un tema que ya era perfecto, alabando siempre la versión de John Barry por encima de la suya propia.