Siempre que hablamos de Pedro Almodóvar lo hacemos por alguna de sus controvertidas películas. Pero lo cierto es que junto a su hermano Agustín Almodóvar y a través de su productora, El Deseo, contribuyen a que otros cineastas del panorama internacional puedan sacar adelante proyectos no menos interesantes que sus propias películas. Mientras Pedro continúa completando el rodaje de Los amantes pasajeros, Agustín debe haber estado también ocupado para preparar, en colaboración con Lita Stantic, la producción de la que será próxima película de la cineasta argentina Lucrecia Martel. Se trata de la adaptación de una novela existencialista de Antonio Di Benedetto: Zama.

Zama

Con una escritura bella y precisa, Antonio Di Benedetto narra la existencia solitaria y suspendida de Don Diego de Zama, un funcionario de la corona española en Asunción del Paraguay que, víctima de una interminable espera, aguarda ser trasladado a Buenos Aires a fines del siglo XVIII. La de Zama no es cualquier espera, se trata de una condición existencial, angustiosa y reflexiva, en un territorio caracterizado por la lejanía, lo ajeno y la disposición para el recuerdo. Zama es la novela de un exiliado castizo, con un lenguaje intemporal y arcaico, por momentos cercano al del Siglo de Oro.

Sinopsis oficial de la novela de Antonio Di Benedetto, publicada originalmente en 1956. Zama viene a sumarse a otras recientes adaptaciones de la obra de este periodista y escritor, también argentino, como Los suicidas, dirigida en 2005 por Juan Villegas, y Aballay, el hombre sin miedo, que estrenaba en 2010 Fernando Spiner era escogida para representar a Argentina en los premios Oscar, aunque no conseguiría la nominación. La noticia sobre el proyecto se daba a conocer en el festival de Cannes, a propósito del pase de Muta, un cortometraje de la directora patrocinado por la marca de moda italiana Miu-Miu.

Lucrecia Martel

Asidua a festivales internacionales, Lucrecia Martel se daba a conocer, después de varios documentales y cortometrajes, a través de La ciénaga, una película protagonizada por la explosiva Graciela Borges, que cosechaba premios en los festivales de Uruguay, Toulouse, La Habana y Berlín.Títulos como La niña santa o La mujer sin cabeza la afianzaban como una de las cineastas Latinoamericanas más destacadas del colectivo de cineastas que emerge a finales de los años noventa, aglutinados bajo la denominación de Nuevo Cine Argentino. La productora de Zama, Lita Stantic, confirmaba que aunque el rodaje está previsto para julio de 2013, todo dependerá de su capacidad para sacar adelante el proyecto de la manera que quieren hacerlo.

Es una proyecto muy ambicioso, y también muy caro, porque se desarrolla en Latinoamérica en 1790, y como cualquier película de época, necesita un importante esfuerzo económico. (..) Por eso vamos a co-producir la película junot a El Deseo, la compañía de los hermanos Almodóvar, a la que se unirá, con toda probabilidad, una productora francesa (…).

Pedro y Agustín Almodóvar

Todavía es pronto para considerar si Zama será un proyecto de la envergadura de Libertador. No creo que vaya a tener el mismo tono épico, pero sin duda le beneficia de cara al mercado internacional ser una coproducción en la que se involucran países europeos, lo que propiciará que su reparto sea también internacional. No es la primera vez que El Deseo tiende la amo al cine Latinoamericano pues si ya fueran co-productores de los dos títulos previos de Lurecia Martel, también lo fueran de la priemra parada española de Guillermo del Toro con El espinazo del diablo.

Fotos: Diario femenino Radio enciclopedia