Jake Gyllenhaal parece estar muy satisfecho con la relación profesional establecida con Denis Villeneuve, que fuera director de la extraordinaria Incendies. Tras concluir juntos el rodaje de An Enemy, la adaptación al cine de la novela El hombre duplicado, de José Saramago, está en negociaciones para unirse al siguiente proyecto del cineasta canadiense, Prisoners, para la que ya están confirmados Hugh Jackman y Melissa Leo.

Jake Gyllenhaal y Denis Villeneuve

Se trata de un guión original de Aaron Guzikowski, que estuviera en la lista negra y que ya llamara la atención de Mark Whahlberg hace tres años, quien se interesó por el proyecto con la intención de protagonizarlo. Si la cosa no llegó a florecer sí que debió servir para que actor y guionista trabajaran juntos en Contraband.

El argumento de Prisoners se centra en un carpintero de una pequeña localidad que responde al nombre de Keller. Su hija es secuestrada, junto a su mejor amiga (quizás sea amigo, el inglés no tiene género) y cuando la policía fracasa en su intento de encontrarles, Keller decide tomarse la justicia por su mano secuestrando al sospechoso del rapto. En el proceso tendrá que vérselas con el detective Loki, el agente asignado al caso, de gatillo suelto, que tiene sus dudas sobre el sospechoso. Si tenemos en cuenta la habilidad de Denis Villeneuve para convertir un melodrama en una enrevesada crítica social y política, no cabe duda de que nos encontramos ante una película altamente explosiva.

Jake Gyllenhaal

Hugh Jackman todavía tendrá que cumplir sus compromisos con The Wolverine y Les Miserables, pero ya tiene asegurado el personaje del padre coraje. No está claro cual será el papel de Melissa Leo, que se encuentra actualmetne rodando The Angriest man in Brooklin, y ha tenido la agenda repleta tras participar en los rodajes de filmes como The Butler, Oblivion o A Single Shot y que también tiene previsto participar en Over the Wall y Prairie Bones. Mucho menos prolífico que los anteriores, la última película en la que ha participado Jake Gyllenhaal, End of Watch, ya está en las carteleras estadounidenses y sólo tiene dos estrenos en espera, Nailed y An Enemy, y si tampoco está claro cual es el personaje al que aspira, lo más probable es que esté detrás del detective al que le han asignado el caso.