Jeremy Renner lleva un año frenético tras actuar en varias franquicias e impulsar, en ocasiones, su revitalización, como ha ocurrido en Mission Impossible: Ghost Protocol (Misión imposible: Protocolo Fantasma), y en The Bourne Legacy. También ha participado en The Avengers (Los vengadores), y ha firmado contrato para participar en la segunda parte. En definitiva, Jeremy Renner está construyendo una filmografía fundada en el cine de acción, donde interpreta al héroe de masculinidad intachable (aunque con una mayor sensibilidad que el hombre clásico). No en vano, está planeando la interpretación de Steve McQueen en un biopic sobre su figura. Y ahora, se dedicará a cazar brujas en Hansel and Gretel: Witch Hunters.

De hecho, esta obra quedaría confinada al olvido si no fuese por su incorporación como actor protagonista, encarnando a Hansel. Rodada el año pasado, fue relegada de la cartelera del 2012 porque nadie confiaba en ella. Y ahora, con el ascenso a la fama de este actor durante este 2012, la productora Paramount Pictures ha decidido darle un impulso, de ahí que se acabe de publicar su último tráiler, donde se observa una mixtura de ambientes medievales y armas contemporáneas, configurando una anacronía estética:

Y es que las dudas sobre su funcionamiento son comprensibles, pues parte de un argumento totalmente bizarro: Hansel y Gretel, 15 años después de asesinar a la bruja que trataba de ejecutar un acto de canibalismo con sus cuerpos, se dedican a matar toda bruja que se interpone en su camino. En Augsburgo se está produciendo una masiva desaparición de hijos raptados por las brujas del bosque, y los sospechosos están siendo juzgados sin pruebas: así, el alcalde contratará a Hansel y Gretel para librarles de la amenaza.

Está dirigida por el noruego Tommy Wirkola, especializado en el gore y las comedias de terror como puede observarse en Zombies nazis (2009), y será lanzada en 3-D. La encargada de interpretar a Gretel será Gemma Arterton (Quantum of Solace).

El argumento revela una fuerte inconsistencia con respecto a la historia original de Hansel y Gretel. El film pretende ser una continuación de la historia, pero el problema es que la figura de la bruja no tiene una existencia objetiva en el cuento original de los hermanos Grimm: es, en realidad, una proyección que realizan los niños en el espacio peligroso e insondable del bosque.

Recordemos el relato: los hermanos Hansel y Gretel son abandonados por sus padres en el bosque ante la imposibilidad de alimentarlos, de modo que el cuento se convierte en una historia sobre el paso a la adultez, mientras que el bosque es una metáfora de la adolescencia, esa etapa plagada de dificultades y dudas. Sigue el arquetipo narrativo de la mayor parte de estos cuentos, pues Caperucita también debe atravesar el bosque para llegar a casa de su abuela, a la adultez: de nuevo, la adolescencia entendida como un camino de pruebas.

El caso es que Hansel y Gretel se topan con la casa de la bruja hecha de comida, precisamente el elemento del que carecían en casa. Y allí habita una bruja que pretende comérselos, una pulsión inconsciente de la madre carente de alimentos en la Edad Media. Así, la bruja es, en realidad, la materialización del odio hacia la madre, cuya figura deviene un obstáculo a la liberación de la adolescencia, y su muerte es una metáfora del desligamiento del hijo del sistema de significaciones de los padres. La bruja sólo existe en la mente de los niños, y es una transformación maléfica de la figura de la madre fallida en sus funciones. No es casualidad que, al volver a casa, la madre también haya muerto: los niños han suprimido el influjo materno sobre ellos.

De este modo, sólo hay una bruja en el bosque, la bruja de la casa de chocolate, la bruja de su imaginación. Por ello, Hansel and Gretel: Witch Hunters, aunque se quiera erigir en continuadora de la historia, está totalmente alejada del universo del cuento, pues toma a las brujas como un elemento real, y puebla el bosque con este arquetipo. Se trata de una revisión postmoderna e infiel a la obra. Pero su propósito es la subversión, el gore, fundir el terror con el humor, de modo que no tiene intención de respetar la historia original: es una locura hecha en imágenes. Por ello, puede ser estimulante ver una transformación de figuras míticas de la infancia en una personalidad más agresiva y desencantada. En enero de 2013 se estrena en EEUU y en marzo en España.

Fotos: Famous monsters of film land