¿Qué sucede cuando una película de 85 millones de dólares de presupuesto alcanza una recaudación de 200 millones? Que inmediatamente se convierte en carne de cañón para convertirse en el principio de una saga, franquicia o, cuanto menos, tener una secuela. Lo más probable es que Universal Pictures no contaba conseguir tal logro con Safe House, una película que aunque estaba protagonizada por Denzel Washington y Ryan Reynolds, era la primera película estadounidense dirigida por un cineasta de origen sueco como Daniel Espinosa. Dados los resultados económicos ya están tratando de reparar su falta de previsión contratando al mismo guionista para desarrollar una continuación.

Denzel Washington

Para los que no tuvieron el gusto, sepan que Safe House era un thriller de acción indignado, responsable tanto con su género como con el contexto en el que se estrenaba. Su argumento se centraba en Matt Weston (Ryan Reynolds), una agente con grandes aspiraciones de la CIA. El primer huésped que alojan en el piso franco que custodia resulta ser Tobin Frost (Denzel Washington), un antiguo agente de la CIA especializado en trabajar encubierto, pero que ha estado vendiendo secretos militares al mejor postor. Las cosas no serán fáciles de solucionar cuando un grupo de mercenarios irrumpan para arrasar con el lugar, aunque será mucho más difícil decidir si puede confiar en Frost, dado que todo indica que los mercenarios podrían haber estar enviados por la propia agencia.

Ryan Reynolds

Cualquiera no diría que Ryan Reynolds fuera fruto de una maldición que abocaba sus últimas películas al fracaso. La resaca de Buried le pasó factura con películas tan fallidas como The Change-Up o Green Lantern, pero este año comenzó con mucho mejor pie gracias a Safe House. Por eso la productora ya ha manifestado su intención de volver a contar con él para este nuevo episodio, ¿así como con Denzel Washington? Si tenemos en cuenta el final de su personaje en la película, lo cierto es que sería un poco complicado continuar la historia a apartar de ese mismo punto, por lo que podemos esperar tres posibilidades:

  1. Que sea una precuela desarrollada antes de los acontecimientos de Safe House.
  2. Que sea una secuela con flashback en la que conozcamos tanto la evolución del personaje de Reynolds, como el pasado del de Washington.
  3. Que el personaje de Denzel Washington tuviera un hermano gemelo.

Pero todavía no hay nada seguro, ni Reynolds ni Washington. Ni siquiera sabemos si contarían de nuevo con Daniel Espinosa para dirigir la película. El único que trabaja actualmente en el proyecto es su guionista, David Guggenheim, a quien no le fue nada mal después del que era su primer proyecto cinematográfico. Si este mes se estrena Stolen, un thriller dirigido por Simon West y protagonizado por Nicolas Cage sobre un ladrón de bancos rehabilitado al que un antiguo compañero a secuestrado a su hija de 10 años, también estaba trabajando en Narco Sub, la que iba a ser la próxima película de Tony Scott, además de haber publicado su primera novela este mismo año.