Los Monty Python siempre son capaces de reírse de sí mismos, y esta vez su autocrítica supera los límites de la muerte. Porque en el festival de Toronto, que se celebra del 6 al 16 de septiembre, va a presentarse A Liar's Autobiography: The Untrue Story of Monty Python's Graham Chapman, un biopic de animación sobre la vida de Graham Chapman, uno de los miembros del grupo, basada en una autobiografía cómica escrita por él mismo. Y lo hace 23 años después de su muerte, pero tomando su voz para el film, pues grabó algunos fragmentos recitados del libro antes de su muerte: así, el propio Graham Chapman parece narrarnos su vida desde la tumba. Por el momento, ya disponemos del primer tráiler:

Como puede verse claramente en las imágenes, el film se compone mediante una yuxtaposición de diferentes técnicas de animación, desde el dibujo a mano, pasando por la técnica mixta imagen real-animación, hasta llegar a la animación por ordenador. Y es que en el film participan 14 estudios, y el resultado ha sido la utilización de 17 técnicas visuales diferentes para construir un metraje tan versátil como el humor de los Monty Python. Está dirigido por Bill Jones, hijo del miembro de los Monty Python Terry Jones; por Jeff Simpson y por Ben Timlett. Y en el metraje, el grupo de los Monty Python he vuelto a reunirse para poner la voz a los personajes de la obra: Michael Palin, Terry Gilliam, John Cleese y Terry Jones. Es todo un tributo del grupo a uno de sus miembros más hilarantes.

Está basado en las memorias autocríticas escritas por el Champan 1980, A Liar´s Autobiography (La autobiografía de un mentiroso), cuyo título ya da cuenta del tono irónico y humorístico de su contenido. De hecho, fue firmada por cinco autores, algo inconsistente con el concepto de autobiografía: el propio Graham Chapman, su pareja desde 1966 David Sherlock, Alex Martin, Douglas Adams, y David A. Yallop. Se desconoce al contribución de cada autor a la obra, pero es interesante su simple mención, pues desmitifica el concepto de autobiografía, afirmando que es imposible una realización del retrato de uno mismo sin la contribución de la gente más próxima a uno mismo: sin el otro somos incapaces de construir una imagen de nuestro sujeto, porque quizá tengamos un vacío nuclear en nuestra constitución.

En ella, Chapman trata de reconstruir el éxito repentino vivido a través de su participación en los Monty Python, incluyendo su vida antes de conocer al grupo y su vivencia de la homosexualidad, aunque también hay episodios procedentes de su imaginación. Este tributo a Graham Chapman se estrenará el 2 de noviembre en EEUU en dos versiones, 2D y 3D. Y por el momento, yo me quedo con la inscripción que aparece en su tumba en un fotograma del film, donde afirma: "Es la mejor película que he visto desde que he muerto". Así, Graham Chapman sigue estando tan vivo, al menos en su humor, como nunca.

Fotos: Movie Pilot