Interpretar ciertos personajes puede cambiar el rumbo de tu carrera profesional. Esto es lo que le podría pasar a Zoe Saldana que interpretará a la cantante, compositora y pianista de jazz Nina Simone, conocida también como la sacerdotisa del soul. La cineasta Cynthia Mort dirige Nina según un guión propio en el que todo indica que tendrá mucha importancia la relación entre la cantante y su representante, Clifton Henderson, a quien dará vida David Oyelowo. Todos ellos se verán las caras el próximo 16 de octubre, fecha en la que comienza el rodaje.

Zoe Saldana

Por un lado me parece más que oportuno un biopic sobre una personalidad tan rica como Nina Simone, que a pesar de tener éxitos relativamente recientes, como My baby just cares for me, su trayectoria sigue siendo bastante desconocida para el gran público. Es posible que muchos estén al corriente que de sus éxitos desde la década de los cincuenta, cuando floreciera como una original cantante con una voz grave y sonora. Pero pocos sabrán que en la década de los sesenta se convirtió en defensora de los derechos civiles, y de las que estaban a favor de la violencia. Problemas con el fisco le obligaron a trasladarse a otros países, hasta que fijó su residencia en Francia, donde fallecía en 2003. En su periplo tuvo mucha importancia la colaboración de Henderson, que comenzó siendo su ayudante y terminó por ser su representante.

Nina Simone

Estamos hablando de uno de esos proyectos de gestación larga y complicada. Antes que Saldana, Mary J. Blige ya estuviera a punto para ponerse en los zapatos de Nina Simone, pero se vio obligada a abandonar el proyecto a causa de retrasos derivados de las dificultades para encontrar financiación. Me pregunto si no habremos salido perdiendo con el cambio de protagonista. Está claro que da lo mismo que te parezcas más o menos a un personaje real para darle vida. Hoy en día lo único que tiene importancia es que seas guapa. Muy guapa. Lo suficiente como para que nos olvidemos que has protagonizado un bodrio como Colombiana. Aunque siempre podremos decir que sólo te hemos visto en Star Treck (Avatar no cuenta). Pero el problema no es sólo ese, aparte de que Nina Simone no fuera realmente una mujer guapa, lo que no se puede negar es que una voz tan profunda sólo podría emanar de un cuerpo tan compacto y contundente como el suyo. Algo que, dudo mucho, Zoe Saldana pueda llegar a transmitir con su cuerpecito de modelo y su boquita de funda de piano. A no ser que la interprete su Avatar. Casi estaría mejor que se intercambiaran los papeles, ¿no creen que Oyelowo estaría más convincente?

David Oyelowo