Con su fecha de estreno fijada para el 30 de noviembre en Irlanda y el Reino Unido, previo pase por en el Festival Internacional de Cine de Toronto, ya podemos echar un vistazo al tráiler de Great Expectations. Enésima adaptación de la inmortal obra homónima de Charles Dickens que ha dirigido el británico Mike Newell, según guión de David Nicholls. Si entre los protagonistas de la película podemos encontrar nombres tan sugerentes como Ralph Fiennes, Jeremy Irvine, Robbie Coltraine, Saly Hawkins o Jason Flemyng, muchos deben estar rasgándose las vestiduras por disfrutar de cómo se desenvolverá Helena Bonham Carter en un personaje que pareciera escrito para ella.

Helena Bonham Carter

Mike Newell no habrá ganado un Oscar ni siquiera ha estado nunca nominado, a pesar de haber dirigido filmes como Dance with a Stranger, An Enchanted April, Four Weddings and a Funeral o Donnie Brasco, pero como todo buen artesano, le basta con hacer bien su trabajo, ya sea en un filme fantástico, un drama o una comedia. Tampoco es que su carrera no haya tenido altibajos, pero siempre que ha sabido rodearse de profesionales adecuados ha obtenido muy buenos resultados. En este caso su principal colaborador es el guionista David Nicholls, que si bien ha tenido una carrera más fructífera en la televisión -que le ha aportado dos nominaciones a los premios Bafta-, también es el responsable de los guiones de Starter for 10, And When Did You Last See Your Father? o One Day, además de estar actualmente involucrado en Bridget Jones's Baby.

Jeremy Irvine

El reto es importante porque sin contar todas las adaptaciones televisivas de la novela de Dickens, al menos media docena de películas han recreado de una manera más o menos fiel la que se dice es una especie de autobiografía del propio escritor. Lo más probable es que para el público actual la versión más conocida sea la que dirigía Alfonso Cuarón en 1998, con Ethan Hawke, Gwyneth Paltrow, Robert De Niro y Anne Bancroft de protagonistas, una actualización ubicada en los tiempos actuales que perdía toda conexión con su autor, además de resultar un producto bastante edulcorado para partir de una obra tan agria y oscura. Para un servidor, el referente sigue siendo la magnífica versión que David Lean dirigía en 1946, con John Mills, Valerie Hobson, Alex Guinness y Martita Hunt, de obligada visión para cinéticos empedernidos y góticos reprimidos.

Y no me digan que no son grandes expectativas, más que esperanzas, lo que despierta este tráiler de la versión de Mike Newell que está más cerca del cine de terror que del drama victoriano. A mitad de camino entre las últimas adaptaciones románticas al cine de las hermanas Bronté, Jane Eyre y Wuthering Heights, y la versión que del Drácula de Bram Stoker hacía Francis Ford Coppola hace ya dos décadas, me da la impresión de que vamos a encontrarnos con una historia extraordinariamente rica en sentimientos, emociones y momentos tan dramáticos como terroríficos. Destaca una extremadamente naturalista fotografía de John Mathieson, que sirve de marco ideal para realzar el espléndido trabajo de vestuario.