Hayao Miyazaki desplaza su foco de atención hacia el realismo, después de sus maravillosas incursiones en la fantasía, construyendo mundos oníricos absolutamente consistentes que renovaban la iconografía tradicional de Japón. Lo hace a través del guión de From Up on Poppy Hill, la nueva obra escrita por él en colaboración con Keiko Niwa, aunque ha confiado la dirección en manos de su hijo Gorō Miyazaki. Es una propuesta de los míticos estudios Ghibli para captar una cinefilia adulta mediante el drama, y no ha fallado, pues en Japón fue el film más taquillero producido por el propio país el año pasado. Ahora disponemos de su nuevo tráiler:

From Up on Poppy Hill es una adaptación del manga Kokuriko-zaka kara, diseñado Chizuru Takahashi y escrito por Tetsurō Sayama, y publicado entre febrero y agosto de 1980. Se trata de un manga Shōjo, un género dirigido a chicas jóvenes de entre 10 y 18 años, que abarca cualquier narrativa pero que pone su mayor atención en las relaciones románticas y de amistad. Así, el recurso a protagonistas niños propio de Miyazaki se mantiene en este film, de modo que seguiremos visionando una realidad filtrada a través de una sensibilidad adolescente. Además, el tráiler revela un tratamiento impresionista en el paisaje, captando instantes de luz y atmósferas de manera perfecta.

El argumento toma como punto de partida a Umi Komatsuzaki, que iza todos los días una bandera en el monte de las amapolas (el título hace referencia a este accidente geográfico) en busca de su primer amor, y allí vive en una familia integrada únicamente por mujeres, pues su padre falleció en la Guerra de Corea. Además, Umi y los estudiantes de su colegio luchan por salvar el vetusto edificio de la escuela, donde desarrollan su vocación como periodistas, invadido por la modernidad económica.

Así, el anime trata el tema que más ha obsesionado a los japoneses a lo largo del s. XX: la conciliación entre tradición japonesa y modernidad procedente de fuera. Para ello, está ambientado en los años sesenta, la época de mayor crecimiento económico del país, el llamado milagro japonés, cuando la adopción de la forma de vida occidental llevó al olvido de numerosas costumbres ancestrales y en el preludio a la celebración de los Juegos Olímpicos de 1964.

Este tema está presente en todas las películas de Hayao Miyazaki, pues toma una mitología antiquísima de su cultura para insertarla en la vivencia de lo contemporáneo, sólo que generalmente lo hace a través del género fantástico. Será interesante observar esta incursión en el realismo del autor, donde además encontraremos posiblemente el discurso antibélico que proclama en su filmografía a través de la figura del padre muerto en la guerra. Es la segunda película de Goro Miyazaki, quien estrenó en 2006 Cuentos de Terramar, basada en los libros Historias de Terramar de la escritora estadounidense Ursula K. Le Guin. El estreno, en EEUU, está previsto para marzo de 2013.

Fotos: Ghiblicon