No estoy seguro si está más cerca de The Hangover o de Birdesmaids, pero con el mismo espíritu gamberro, aunque con una dosis más concentrada de mala leche y descaro, llega Bachelorette. Una película a independiente protagonizada por Kirsten Dunst, Lizzy Caplan, Isla Fisher, Rebel Wilson, James Marsden y Adam Scott, que quizás pasara con más pena que gloria por Sundance, pero que igual que pasara con cualquiera de sus precedentes, podría llegar a sorprendernos. Se trata de la ópera prima de Leslye Headland, que también es la responsable de su guión, que se centra en lo que pasa en la noche de bodas de una amiga de esas de toda la vida en la que sus tres traviesas e incorregibles damas de honor salen en busca de un poco de diversión, encontrando mucho más de lo que esperaban.

La encantadora Becky (Rebel Wilson) está preparada para casarse con su estupendo novio, Dale (Hayes MacArthur), por lo que su pandilla de los tiempos del instituto se reúne para celebrar una fiesta de soltera en la gran manzana. Regan (Kirsten Dunst) no puede soportar no ser la primera de sus amigas en casarse, Gena (Lizzy Caplan) utiliza su devastador sarcasmo para disimular que es una romántica pastelean, mientras que Katie (Isla Fisher), es la típica belleza hueca que no le pide más a la vida que disfrutar del momento. Pero cuando Becky insiste en que su despedida de soltera no se desmadre, las demás deciden continuar con la celebración por su cuenta y riesgo. Entre los productores de la película apodemos encontrar nombres como los de Will Ferrer o Adam McKay, responsables de títulos como Step Brothers, Anchorman o The Other Guys.

Kirsten Dunst, Lizzy Caplan e Isla Fisher

Con diálogos más interesantes que acciones, no estoy seguro de que su tráiler sirva ni para decidirnos en ir a ver la película o para desistir de hacerlo, pero lo que sí deja claro es que su sentido del humor es algo más negro (y sucio) que el de las mencionadas. Quizás las bazas más interesantes de la película sean la propia novia, Rebel Wilson, que ya participara en Bridesmaids, como la insólita compañera de piso de Annie Walker (Kristen Wiig), aunque su personaje no parece que vaya a tener demasiada presencia en la película, al contrario que Kirsten Dunst, que viene de otra boda mucho más intensa y catastrófica como la que protagonizara en Melancholia. Y yo me pregunto, aunque no parece que vaya mucho con el tono de la película ¿sonará en la banda sonora el conocido tema homónimo de Björk?