El plantel de actores que Robert Redford ha conseguido para su película The Company You Keep es de auténtico infarto, tenemos a profesionales como Susan Sarandon, Nick Nolte, Chris Cooper, Stanley Tucci, Richard Jenkins, Julie chirstie, Bendran Gleeson, Sam Elliott y Terrence Howard adoctrinando a dos jóvenes promesas como Anna Kendrick y Shia LaBeouf, éste último puede gustar más o menos pero sin duda se está labrando una interesante carrera cinematográfica al colaborar en proyectos tan ambiciosos y bien preparados como esta película de la cual ya os podemos mostrar el primer tráiler.

Redford además de dirigir, interpreta a uno de los personajes en esta película que en breve podrá verse en el TIFF y en el Festival de Venecia. La historia, basada en la novela homónima de Neil Gordon, sigue los pasos de un joven periodista que durante el transcurso de una investigación está cerca de descubrir la tapadera de un hombre acomodado, padre soltero, que treinta años atrás formó parte de un grupo revolucionario llamado Weather undreground. Jason Sinai – el personaje encarnado por Redford – es un hombre que ve como su pasado vuelve para ajustar cuentas y que tras pasarse media vida oculto tendrá que enfrentarse a la verdad. El guión ha sido obra de Lem Dobbs, responsable de películas como The Score o Haywire (2011).

Redford, actor comprometido y creador del festival de Sundance, debutó en la dirección en 1980 con Ordinary People; nunca ha abandonado esta faceta creativa y su trayectoria como director suma títulos tan dispares como  The Milagro Beanfield War (1988), A River Runs Through It (1992), Quiz Show (1994), The Horse Whisperer (1996), The Legend of Bagger Vance (2000), o The Conspirator (2010).

Lo cierto es que este intenso thriller tiene muy buena pinta y cuenta con uno de los repartos más sólidos e interesantes de los últimos años. Redford, que no actuaba desde Lions for Lambs (2007) se acompaña de un grupo de solventes actores capaces – como ya sabemos los amantes del cine – de dar lo mejor de si mismos en cada papel. Lo cierto, es que deberíamos darle una oportunidad a esta historia solo por ver a LaBeouf medirse con una actriz tan capaz y tan imponente como Susan Sarandon.