El director inglés Michael Winterbottom sigue construyendo su ecléctica carrera a base de realizar una película anual y un cambio de registro constante. Si en 2009 conquistaba al público con el documental The Shock Doctrine (La doctrina del shock), donde investigaba la puesta en práctica de las radicales teorías neoconservadoras del economista Milton Friedman en países como Chile, Inglaterra, Rusia, Afganistán e Irak, en 2010 realizó de The Trip, una road movie culinaria donde los personajes recorren restaurantes del país; y en 2011 dirigió Trishna, un drama romántico rodado en La India, donde una mujer debía elegir entre sus tradiciones familiares y su amor por un hombre de negocios representante de la modernidad. Y ahora, nos entrega un drama familiar con Everyday, cuyo teaser acaba de ser publicado:

Everyday narra la historia de una familia en la que se ha impuesto una distancia obligada: Ian, el padre, está confinado en prisión por tráfico de drogas, y su mujer debe hacerse cargo de sus cuatro hijos en solitario, sin ayuda adicional. El padre es interpretado por John Simm, actor de televisión británico que participó en Life on Mars y Exile; y la mujer será encarnada por Shirley Henderson, quien hizo de Moaning Myrtle (Myrtle la llorona) en la saga de Harry Potter. El guión ha sido escrito por el propio director y Laurence Coriat, con quien ya participó Winterbottom en Wonderland y Genova. Su estreno está previsto en el próximo festival de Toronto, celebrado entre el 6 y el 16 de septiembre de este año.

Lo interesante de esta obra es su método de rodaje: apenas se han tardado unas semanas en filmar las imágenes, pero esas semanas han sido distribuidas en 5 años, pues el director quería ver reflejado el paso real del tiempo sobre los personajes, sin efectos de maquillaje. Más de un lustro lleva este cineasta pendiente de esta obra para poder filmar, con ánimo documental, los estragos del devenir temporal sobre un ser humano. De ahí el título: everyday, pues la obra busca reflejar el día a día en esta relación familiar a distancia.

Y es que Winterbottom busca un realismo cotidiano, íntimo, próximo a sus personajes. Por ello, suele rechazar la iluminación natural, recurre a la improvisación con los actores, prescindiendo de los ensayos, y filma sus escenas a través de una sola toma, evitando en la medida de lo posible un montaje que podría desvirtuar la interpretación de los actores. Asimismo, suele usar cámaras digitales, mezclando texturas antiguas y contemporáneas que dan un aire ecléctico a su cine. Desde que fundó su propia productora, Revolution Films, tomó el camino de producir una obra anual con una gran libertad creativa.

Fotos: Indiewire