Por fin se ha anunciado la presencia de Samuel L. Jackson en el remake que Spike Lee está preparando de Oldboy (2003), película dirigida por Park Chan-wook. Hace tiempo que se sabía de este proyecto y a muchos nos extrañaba que Lee no contase con el Nick Furia de The Avengers para la película ya que, desde siempre, el actor ha sido un habitual de su personal carrera cinematográfica.

Hace más de una década que Oldboy conmocionó el panorama cinéfilo, esta película surcoreana abrió el camino a otras producciones del mismo país y puso en el mapa a una industria caracterizada por su osadía y maestría. El remake norteamericano, en principio muy denostado, empezó a verse con buenos ojos al saber que un autor tan personal como Spike Lee se encargaría de llevarlo a cabo.

Ya sabíamos que Oldboy sería protagonizada por Josh Brolin, actor que lleva un lustro participando en proyectos de indudable calidad y que parece haber encontrado, por fin, su lugar en la industria. Ahora se suma al reparto un actor de raza, de carácter, taquillero e independiente a partes iguales, Samuel L. Jackson.

Para aquellos que no lo sepan la sinopsis de Oldboy es la siguiente:

En 1988, Oh Daesu, un hombres normal con mujer e hija, es secuestrado delante de su casa. Cuando se despierta, está encerrado, no sabe dónde ni por qué. Mientras intenta aclarar su situación se queda horrorizado al oír en las noticias que su esposa ha sido asesinada y que la policía le busca como principal sospechoso. El tiempo pasa y decide escribir todo lo que ha hecho en su vida que haya podido causar dolor a otros. Cree firmemente que el hombre que le ha encarcelado y asesinado a su mujer es alguien de su pasado y jura venganza. Un día es liberado con un teléfono móvil y una cartera llena de dinero. Recibe la llamada de un extraño que le dice que debe descubrir el por qué de su confinamiento.

Jackson interpretará a uno de los hombres que ayuda a retener a Joe, el protagonista, durante más de dos décadas, y que será barrido por la venganza de este hombre desesperado que busca respuestas. En la película original la secuencia en la que lo interroga es bastante brutal pero en la versión de Spike Lee suavizarán las cosas aunque el director ha asegurado que seguirá siendo dolorosa, impactante y sanquinaria. En la película original, adaptación del manga de Garon Tsuchiya y Nobuaki Minegishi, el personaje de Jackson es golpeado con un martillo en los dientes, una escena muy difícil de olvidar para aquellos que la hayan visto.

Lee ya colaboró con Samuel L. Jackson, uno de los actores más taquilleros de Hollywood, en películas como School Daze(1 988) o Jungle Fever (1991). La película empezará afilmarse el próximo otoño en Lousiana y Nueva York.