Poco a poco se van concretando algunos de los proyectos de los que hace ya bastante tiempo que nos llegaron las primeras noticias, algunos de ellos bastante esperados por las expectativas que tenemos, ya sea por la propia historia que tocan o por los artistas que están involucrados en ella. Y también hay otros, como el que nos ocupa, que unen esas dos ramas y que prometen ser películas muy a tener en cuenta para los próximos años. Me refiero a Noah, la versión que está realizando el siempre interesante Darren Aronofsky sobre la historia bíblica de Noé, al que dará vida nada más y nada menos que Russell Crowe. Es decir, que la producción tiene bastantes elementos para convertirse no sólo en un taquillazo, sino también en una obra que puede dejar marca.

Las últimas noticias que han llegado sobre el rodaje, del que ya pudimos ver cómo sería el famoso Arca donde el bíblico personaje introduciría dos animales de cada raza, es una fotografía del propio Crowe ataviado como el personaje. La verdad es que tampoco muestra unas características demasiado específicas que le diferencien concretamente en este papel. Hay otros actores con otros personajes que, cuando hemos visto por primera vez, hemos adivinado rápidamente a quién están interpretando, pero en esta ocasión creo que generaría bastantes dudas si no se aclarara.

Igualmente, y por una parte es lo que más me hace desconfiar del proyecto, se trata de una superproducción de Hollywood (veamos cómo se desenvuelve el director en este nuevo ámbito) por lo que la mayoría del material y del resultado final se deberá al trabajo que se haga en la post-producción. Por eso, aunque por ahora nos pueda parecer que la caracterización de Russell Crowe no es muy destacable, tendremos que esperar hasta el 28 de marzo de 2014 para comprobar cómo encaja ese estilo tanto del intérprete como del director en una historia tan singular. Sin duda, la parte más negativa de la película, es que la espera se va a hacer bastante larga.