Ayer hicimos un repaso por las carreras de Courtney Cox, Jennifer Aniston y Lisa Kudrow determinando, al final, que Aniston ha sido la que mejor ha gestionado la fama ganada con Friends; hoy le toca el turno a los chicos de la serie, a Chandler, a Joey y a Ross, es decir, a Matthew Perry, Matt LeBlanc y David Schwimmer. Como dato curioso deciros que los creadores de la serie,  Marta Kauffman y David Crane, contrataron en primer lugar a Schwimmer para Friends ya que desde el principio tenían al actor en mente para dar vida al paleontólogo Ross Geller.

Matt LeBlanc

El pobre nunca se ha podido sacudir el personaje de Joey Tribbiani de encima. Tras el final de Friends protagonizó su propio spin-off, Joey, la serie fue un completo fracaso y la NBC la canceló tras dos temporadas en antena. Seguro que cuando a LeBlanc le ofrecieron continuar las aventuras de Joey, esta vez en California, sonrió y es que en principio ni Crane ni Kauffman querían al actor para interpretar a Joey y cedieron ante las presiones de la cadena. Tras un tiempo alejado de la pequeña pantalla el actor ha vuelto por la puerta grande gracias a Episodes, una comedia donde se interpreta a si mismo, esta visión exagerada y patética de sí mismo le ha valido una nominación al Emmy y un Globo de Oro.

Durante su etapa en Friends participó en varias películas pero ninguna de ellas funcionó en taquilla y fueron machacadas de manera implacable por la crítica especializada: Ed (1996), Lost in Space (1998), Charlie's Angels (2000) y su secuela, y All the Queen's Men (2001). Está visto que LeBlanc no ha encontrado su sitio dentro del cine pero ha vuelto con fuerza a la televisión y aprovecho para recomendar el visionado de Episodes.

Matthew Perry

Durante los diez años que duró Friends, Perry intentó hacerse un hueco en la industria cinematográfica a base de comedias románticas como Fools Rush In junto a Salma Hayek, Three to Tango con  Neve Campbel y Serving Sara; y comedias como la olvidable Almost Heroes o The Whole Nine Yards junto a Bruce Willis y Amanda Peet. Esta película fue un éxito pero su secuela no tuvo buenas cifras ni buenas críticas. Después abandonó un poco el cine y se centró en la pequeña pantalla, un lugar mucho más cómodo para él. Su última película data de 2009, se trata de 17 Again un vehículo para el lucimiento de la estrella adolescente Zac Efron. En televisión apareció en Ally McBeal, The West Wing, Scrubs, y las fallidas Studio 60 on the Sunset Strip y Mr. Sunshine, también ha estado en The Good Wife.

Perry podría haber logrado el salto a la gran pantalla, estoy convencida de ello, es un buen cómico y un actor muy querido pero no supo elegir bien sus papeles y sus problemas con las drogas lo alejaron durante demasiado tiempo de las cámaras. Ahora vuelve a intentarlo en la NBC con Go On, una serie que promete pero tendremos que ver como evoluciona después del despropósito que fue Mr. Sunshine.

David Schwimmer

Mi opinión es que Schwimmer es, de los chicos Friends, el que mejor se ha adaptado a la industria. Durante años ha trabajado como actor pero su ambición no se detuvo ahí y probó suerte en la producción y dirección. Nuestro Ross ha sido muy discreto pero nunca ha dejado de trabajar y de ampliar horizontes intentando alejarse del papel que le reportó fama y fortuna.

En principio empezó con pequeñas comedias como The Pallbearer junto a una Gwyneth Paltrow prácticamente desconocida; al año siguiente participó en las comedias Kissing a Fool y Six Days Seven junto a Anne Heche y Harrison Ford. Ese mismo año apareció en Apt Pupil con un pequeño papel dramático. Empezó el nuevo milenio participando en la comedia de Alfonso Arau Picking Up The Pieces junto a Woody Allen. Pudimos verle en la multipremiada serie Band of Brothers.

Tras Friends protagonizó el drama Duane Hopwood y prestó su voz a Melman, la jirafa de Madagascar(2005), un personaje que ha retomado en dos ocasiones más. En breve podremos verle en un pequeño papel en The Iceman. En 2007 dirigió su promer largometraje, Run Fatboy Run, una comedia británica protagonizada por Simon Pegg. Durante años Schwimmer había dirigido capítulos de Friends preparándose para este momento, también dirigió dos episodios de Joey y varios de la comedia Little Britain USA. En 2010 dirigió su segunda película, Trust, contando con un reparto encabezado por Clive Owen y Catherine Keener.