Ya está confirmado y, aunque no había ninguna duda al respecto, Joss Whedon se pondrá de nuevo tras las cámaras para dirigir la secuela de la rentabilísima The Avengers. Y no sólo eso, sino que como ya ha ocurrido con la película que se estrenó este mismo año, también se encargará de escribir el guión, por lo que podemos esperar que la segunda entrega será muy similar a la anterior y para todos los fans que disfrutaron con ella estoy seguro de que también lo harán con la secuela.

The Avengers y Whedon

Y es que para qué arriesgarse la Marvel en contratar a un director ajeno a la producción cuando el proyecto de Whedon ha funcionado tan bien, sobre todo económicamente. Estoy seguro de que el director ha elevado sustancialmente su caché para poder firmar este nuevo proyecto, pero no creo que en la productora le hayan puesto ningún problema al respecto sabedores de que todo los que les cueste la producción lo van a rentar con creces. Y es que The Avengers es la película más taquillera de lo que llevamos de año con más de 1.400 millones de dólares recaudados en todo el mundo, y la tercera de la historia sólo por detrás de las cintas de James Cameron Avatar y Titanic.

Pero en cuanto a la película en sí, ¿qué podemos esperar de ella? Si algo se le puede alabar a la división cinematográfica de Marvel es que sabe atar bien atadas a todas sus estrellas para todos los proyectos y secuelas que planeén lanzar. Por eso lo más probable es que repitan la mayoría de protagonistas que ya pudimos ver en la primera película, después de que cada uno estrene su propia película por separado. Y es que la fecha más probable que se está barajando para el estreno de The Avengers 2 es el verano de 2015. Para entonces ya habrán llegado a las salas de todo el mundo cintas como Iron Man 3, Captain America: The Winter Soldier, Thor: The Dark World o Guardians of the Galaxy, que en principio tendrán unas historias muy relacionadas con la película de los vengadores. Sin duda la gran noticia es que esta secuela será muy similar a su predecesora, algo que siempre es de agradecer.