Tras coquetear con el cine de acción, el actor venezolano, Édgar Ramírez, parece haber encontrado en el biopic un espléndido vehículo para lucirse. Si muchos le conocimos gracias a su retrato de Ilich Ramírez Sánchez, también conocido como el chacal, en la película Carlos, ahora ya podemos echar un vistazo a su caracterización como Simón Bolivar en Libertador. Se trata de una ambiciosa superproducción hispanovenezolana que tratará de hacer un retrato tan personal como épico del que fuera una de las grandes figuras de la emancipación latinoamericana frente al Imperio Español. Dirigida por Alberto Arvelo Mendoza, según un guión de Timothy Sexton, el reparto de la película se completa con nombres del panorama internacional como Danny Huston, María Vlaverde, Iwan Rheon, Imanol Arias, Juana Acosta y Gary Lewis.

Édagr Ramírez

Desde el principio, supe que no quería hacer sólo una película sobre Historia, por lo que he intentado alejarme de las pinturas de los museos y el cine para historiadores, y concentrare realmente en el hombre detrás de las historias y quién era realmente esa persona.

Palabras del director Alberto Arvelo Mendoza, conocido por filmes galardonados en multitud de festivales internacionales como Cyrano Fernández, que era premiada en el Festival de cine Español de Málaga; Tocar y luchar, premio del público en el Festival de Miami; o Una casa con vista al mar, que se llevaba premios en Cartagena, Manila, Fribourg, Huelva y La Habana. La cosa coge más fuerza cuando resulta que el guionista de la película, Thimothy J. Sexton, es uno de los colaboradores de Alfonso Cuarón en Children of Men. Y bueno, el productor de la película, Winfried Hammacher -que participaba recientemente en títulos como Deadfall o As If I Am Not Here-, apunta a maneras clamando que la película será una especie de Braveheart en Latinoamérica.

Personalmente, espero que todo quede en una manera de promocionar la película porque lo cierto es que con el reparto, guionista y director tengo más que suficiente como para prestar atención a este proyecto, pero en realidad motivos no le faltan. Simon Bolívar fue un militar de familia noble venezolana con antepasados vascos, que debió tomar buena nota de la revolución napoleónica en Francia porque, a su regreso a su país, lideró a su ejercito hasta lograr la emancipación de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, que dejaron de ser colonias del imperio español. Aunque, por otro lado, fracasó en su idea de crear una confederación de estados latinoamericanos. Quizás las palabras de otra de las productoras de la película, la primeriza Ana Loehnert, sean más sensatas y acorde con lo que probablemente podemos esperar de una producción de estas características.

Bolivar fue un verdadero visionario, cuya intrigante y fascinante vida y legado no habían sido llevados a la gran pantalla de la manera que merecían. Hemos tratado de hacer esta aproximación haciéndolo también desde un punto de vista personal y un ángulo contemporáneo.