Tras el merecido éxito de su primer filme estadounidense, Safe House, el cineasta de origen sueco, Daniel Espinosa, está en negociaciones para el que podría ser su próximo proyecto: Child 44. Se trata de la adaptación de la novela de Tom Rob Smith que ha llevado a cabo el guionista Richard Price. Una historia que toma como base al destripador de Rostov, un asesino en serie ucraniano llamado Andrei Chikatilo, que fue ejecutado por 52 asesinatos. Con Summit al mando del proyecto, la producción corre a cargo de Scott Free, la compañía del recientemente fallecido, Tony Scott y su hermano Ridley Scott, que precisamente estaba asignado a la dirección de la película cuando en primera instancia fue adquirida por Fox.

Child 44

Se trata del primer libro de una trilogía que se centra en la figura de Leo Demidov, un abogado caído en desgracia en la Unión Soviética de Joseph Stalin, a quien le asignan la investigación de una serie de espantosos asesinatos de niños. Con sólo tres películas, Daniel Espinosa consiguió el espaldarazo internacional con Snabba Cash (Easy Money), que se estrenaba en 2010 y le servía de pasaporte para la industria de Hollywood que le recibía con una película de acción con mensaje de fondo. Un cruce que también se puede encontrar en algunos de los guiones de Richard Price que, nominado al Oscar por The Color of Money, tiene en su haber textos tan interesantes como los de Sea of Love, Mad Dog and Glory, Clockers, Ransom o Shaft. Refugiado en estos últimos años en series de televisión como The Wire y NTC 22, tendría con este proyecto la oportunidad de volver al cine por la puerta grande.

Daniel Espinosa

Con la capacidad de Espinosa para dotar de profundidad psicológica al cine de acción, pocas dudas me caben de que estamos hablando de la que podría ser una de las películas más interesante del próximo año, y quien sabe si podría llegar a convertirse en una franquicia, siguiendo la progresión de la trilogía literaria. Por el momento, la idea es comenzar a rodar a principios del año que viene. En cualquier caso, Espinosa tiene bastantes proyectos donde elegir porque también contempla la posibilidad de adaptar la historia de adicción y recuperación de James Frey en A Million Little Pieces, que viene apostillada con la polémica de que su autor maquilló y magnificó algunos episodios de lo que se supone era su historia personal.