Creo que la saga de Paranormal Activity es el claro ejemplo del sistema económico que vive la industria de Hollywood. Lo único que interesa es que la película sea rentable, sin importar nada más, en absoluto. Con esta franquicia ocurrió lo propio cuando Oren Peli estrenó la primera entrega en 2007: con un presupuesto tremendamente reducido, y utilizando la ya muy vista técnica de la cámara subjetiva, consiguió que el público acudiera en masa a las salas y justificara unas más que innecesarias secuelas que no han hecho más que decaer en calidad. Es una auténtica pena que no muestren ningún tipo de interés por conseguir unas obras más o menos decentes, o por lo menos que realmente aterroricen al público.

Paranormal Activity 4

Pero estoy seguro de que algún fan de la saga tiene aún la vaga esperanza de que llegue la película definitiva que revolucione tanto la franquicia como el género, aunque creo que con Paranormal Activity nunca será así. Igualmente los productores siguen en sus trece y ya está lista para el estreno la cuarta entrega, donde de nuevo repetirán alguno de los intérpretes de anteriores entregas. Aparte de esto, los directores Henry Joost y Ariel Schulman también serán los encargados de ponerse tras las cámaras como ya hicieron con la tercera entrega. Por ahora nos quedamos con el primer tráiler que ha aparecido de la cinta y esperemos que no sea lo único destacable que veamos en la cinta:

Por ahora lo que podemos comprobar es que la fórmula será la misma que hemos visto en las tres anteriores entregas: cámaras de vigilancia que registran todos los movimientos nocturnos, muchos planos inmóviles de la casa donde sólo vemos muebles que se mueven y luces que se encienden y se apagan y puede que algún susto de interés. Tendremos que esperar hasta el 19 de octubre que llega a las salas de medio mundo para comprobar si realmente estamos ante la mejor película de la saga (algo que no sería muy difícil) o ante otro ejemplo de cine rentable.