Hace tiempo que no teníamos noticias de Butter, película que se pudo ver en el pasado Festival internacional de Cine de Toronto y que ha estado todo el año recorriendo el circuito de festivales sin llegar a concretarse la fecha de su estreno. Por fin, el estudio The Weinstein Company, lanza su primer tráiler y pone fecha para su llegada a las salas comerciales, será el próximo 5 de octubre.

El guión es obra del debutante Jason Micallef, y ocupó el tercer puesto de la famosa blacklist de Leonard Franklin en 2008. El director de esta comedia negra es el británico Jim Field Smith, quien ha tenido la suerte de contar con un reparto de lo más sugestivo. En Butter nos encontramos con Jennifer Garner, Hugh Jackman, Olivia Wilde y Alicia Silverston, intérpretes con carreras estables y afianzadas; junto a ellos algunos de los mejores cómicos de la televisión actual como Ty Burrell, Rob Corddry o Kristen Schaal. Sin olvidar la participación de la Alice Cullen de Twilight,Ashley Greene; y de la jovencísima Yara Shahidi.

La película está ambientada en el competitivo mundo de la talla de mantequilla – hablo en serio-. Laura Pickler (Jennifer Garner) es la conservadora esposa del gran campeón, algo así como la Primera Dama de este tipo de “afición”. Cuando su marido (Ty Burrell) abandona la competición tras quince victorias consecutivas, Laura no está dispuesta a renunciar al premio de Campeón del Estado de Iowa, así que decide participar para poder seguir siendo el centro de atención.

Pero no será sencillo porque ese mismo año deberá enfrentarse a dos inesperadas competidoras: una joven huérfana (Yara Shahidi) recién adoptada por una pareja local con un asombroso talento para la talla; y la amante (Olivia Wilde) de su no tan perfecto marido. Laura está decidida ha ganar el premio, así que recurrirá a un Boyd (Hugh Jackman), un antiguo novio para que le ayude a sacarse de encima cualquier posible amenaza.

La película es una comedia negra con moraleja, toca varios temas como el cumplimiento de los sueños, la sátira política, la obsesión, la competitividad y la ambición.