Lo que da de si la Comic-Con de San Diego, madre mía. Durante el multitudinario evento se presentó un vídeo de After Earth, lo último de M. Night Shyamalan (The Sixth Sense, Signs, The Village), un director que hace años que no levanta cabeza pero que no deja de intentar repetir el éxito de sus primeros trabajos. La película cuenta con un reclamo casi infalible, la presencia de Will Smith y de su hijo Jaden. Padre e hijo vuelven a trabajar juntos delante de las cámaras tras The Pursuit of Happyness, drama dirigido por Gabriele Muccino.

La sinopsis de la película es la siguiente:

Mil años después de eventos catastróficos que han forzado a la humanidad a abandonar la tierra, Nova Prime se ha convertido en su nuevo hogar. Cumpliendo con su deber, el legendario general Cypher Raige regresa de un largo viaje para encontrarse con su familia, preparado para ejercer de padre de su hijo de 13 años, Kitai. Cuando un asteroide provoca daños en la nave de Cypher y Kitai, se ven obligados a un aterrizaje forzoso en ahora una desconocida y peligrosa Tierra. Con su padre moribundo en la cabina, Kaitai debe aventurarse a través de un terreno hostil para recuperar su baliza de rescate. Toda su vida Kaitai no ha querido ser otra cosa que un soldado como su padre. Hoy tiene su oportunidad.

El vídeo se plantea como un repaso a un timeline de Facebook donde se ve la evolución de los acontecimientos desde el incidente de Tunguska hasta que el planeta colapsa y la población se lanza al espacio para asentarse en Nova Prime. El vídeo sirve para ponernos en antecedentes y dar a conocer el universo ficticio en el que se desarrolla After Earth.

El estreno está programado para el 7 de junio de 2013 en los EE.UU. y el Reino Unido. ¿Qué os parece a vosotros lo nuevo de Shyamalan? El hecho de contar con una estrella de primer nivel, que además se encarga de producir la película, puede jugar positivamente en la carrera comercial de After Earth. Will Smith es un actor consagrado, además es muy mediático; su hijo le sigue y tiene potencial para convertirse en uno de los rostros del cine del futuro. Dentro de un año sabremos si la película supone el resurgir del director o si es su última aportación al séptimo arte.