Admirador de la saga antes de participar en ella como actor, Jeremy Renner no tendrá que dar un riñón para volver a interpretar a Aaron Cross, sino que incluso podrá estar en la misma película con el mismísimo Jason Bourne, lo que le permitirá coincidir con Matt Damon, aunque la línea argumental principal volvería a recaer en su personaje. Al menos esa es la dirección que tomará la saga según ha aclarado su productor, Frank Marshall, en una rueda de prensa de cara al estreno de The Bourne Legacy, el próximo 10 de agosto. Y la cosa no queda ahí pues también habrá sitio para la doctora Marta Shearing, el personaje que interpreta Rachel Weisz.

Rachel Weisz y Jeremy Renner

Vamos a seguir el personaje de Jeremy Renner. Todo lo demás está abierto. Es lo mejor del proyecto en estos momentos, podemos avanzar en la dirección que queramos, pero, estoy seguro, de que seguiremos a Jeremy y Rachel y veremos qué ocurre.

Claramente esto sólo será posible si la recepción del público es la esperada por sus productores, tal y como advierte Tony Gilroy, director de esta cuarta entrega de la saga y guionista de las tres primeras, lo que le permite estar en posición de confirmar que, se abrirían muchas posibilidades para desarrollar el argumento hacia en una dirección o en otro. De ser así, me adelanto a vaticinar que no habría color entre un duelo interpretativo entre Damon y Renner, pues claramente ganaría el último por goleada y en los primero minutos, tal y como se puede comprobar al echar un vistazo a los cinco espectaculares clips de The Bourne Legacy que acaban de publicarse y en los que podemos ver, entre otros, a Jeremy Renner, Edward Norton, Rachel Weisz.

Jeremy Renner ha participado en proyectos grandes y pequeños. Si es posible que The Hurt Locker sea el papel protagonista por el que más se le conozca, también conseguía captar la atención del público con personajes secundarios como los que tenía en películas como The Town, Mission: Impossible - Ghost Protocol o The Avengers. Por eso no me cabe ninguna duda de que conseguirá revitalizar y dinamitar una franquicia que sólo he seguido por la profesionalidad y el buen hacer de sus guionistas y directores, pero no precisamente por la capacidad de Matt Damon para transmitir emociones con su personaje. Quizás contribuyeron más al interés por la trama otros intérpretes como Joan Allen, David Strathairn o Édgar Ramírez, cuyo nivel y calidad como actores es muy superior a la del protagonista de las tres primeras películas.