Russell Crowe es conocido por sus papeles en películas como Gladiator, A Beautiful Mind o L.A. Confidential; actualmente se encuentra preparando una nueva versión de Los Miserables, podremos verle interpretar a Jor-El en Man of Steel y ha sido elegido por Darren Afonofsky para interpretar a Noé. Con una agenda tan apretada y variopinta impresiona que el neozelandés tenga tiempo para ponerse tras las cámaras por primera vez en toda su carrera.

Crowe llevará a la gran pantalla la vida de Bill Hicks, legendario humorista de stand-up que en 1994 falleció prematuramente, tenía 32 años, debido a un cáncer de páncreas. Mark Staufer, amigo de Crowe desde hace años, es el responsable del guión de este biopic. Fue en 2008 cuando le presentó la idea al oscarizado actor. En principio la idea era que el intérprete de Robin Hood protagonizase la película pero desde entonces la pasión de Crowe por el proyecto ha ido en aumento hasta tal punto que será él quien lo dirija.

Si el oscarizado actor se sienta en la silla del director. ¿Quién dará vida a Hicks? Se prevé que el rodaje de la película empiece el año que viene, así que la búsqueda de protagonista empezará en breve. Según Staufer el elegido no lo tendrá nada sencillo:

Será un papel importantísimo para cualquiera, quizá más especial o más aterrrador por el hecho de que el director será un actor ganador de Oscar como Russell […] la vida de Hicks fue trágicamente corta pero muy interesante

Hicks fue uno de los humoristas más importantes y rompedores de su generación. Su importancia e influencia aún se deja sentir hoy en día en profesionales del stand-up como Louis C.K. Su carrera como comediante empezó junto a gente como Jay Leno o Jerry Seinfeld; y se hizo famoso gracias a su aparición en el show de David Letterman. El discurso de Hicks era bastante agresivo para la época, hablaba sin tapujos sobre sexo, drogas, muerte...

Foto: Pedestrian