Se pongan como se pongan, Steven Spielberg está de capa caída. Parece como si necesitara echarse a la espalda tropecientos proyectos para que parezca que realmente está aportando algo a la cinematografía contemporánea. Pero ni llegó donde pretendía con The Adventures of Tintin: the Secret of the Unicorn, ni mucho menos con War Horse que por mucho que estuviera nominada a los premios Oscar, era realmente insoportable y pasó desapercibida para la mayoría del público. Pero él no tira la toalla. Si su proyecto más inmediato es el estreno de Lincoln, en el que está arropado por la que seguro será fabulosa aportación de Daniel Day Lewis, ya está pensando en el siguiente, Robopocalypse, para el que quiere contar con Chris Hemsworth. En este caso, salta a la vista que no le interesan sus dotes interpretativas, sino su posible tirón en taquilla.

Chris Hemsworth

Al que fuera considerado rey midas de Hollywood en los años ochenta, todavía le quedan esperanzas de volver a ser aclamado por aquellas maravillosas películas de ciencia ficción que creara al principio de su carrera. Filmes como Close Encounters of the Third Kind o E.T.: The Extra-Terrestrial marcaran profundamente a una generación que, igual que sucede actualmente con los seguidores de Chirstopher Nolan, veían como la Academia de Hollywood le daba la espalda una y otra vez. Si tuvo que volverse serio para conseguir la codiciada estatuilla con The Schindler's List y Saving Private Ryan, ha intentado repetidas veces recobrar su prestigio de antaño embarcándose en proyectos tan interesantes a priori como Minority Report o Artificial Intelligence: AI, que no hicieron más que poner de manifiesto que ya se había deshecho de su síndrome de Peter Pan, convirtiéndose en un señor mayor clamando por recuperar su juventud, lo mismito que le pasa a Madonna.

Steven Spielberg

Basado en una novela de Daniel H. Wilson sobre el intento de la raza humana de sobrevivir a un apocalipsis provocado por robots, Robopocalipse prometería ser un buen intento de recuperar ese lustre perdido, si no fuera porque apesta a cruce entre The Terminator y cualquiera de las novelas de Isaac Asimov, que para los que no sean lectores, tan sólo recordar I, Robot. Quizás la pluma de Drew Goddard, que se encarga de la adaptación del guión, pueda aportar algo de calidad al proyecto. Un momento, ¿el que no tiene nada que ver ni con Drew Barrymore ni con Jea-Luc Godard? Por el amor de David Lynch, ¡esto huele más a podrido que Dinamarca en tiempos de Hamlet! Ahora entiendo la conexión de Spielberg con Hemsworth, el guionista de Robopocalypse es el responsable de The Cabin in the Woods, que también estuviera protagonizada por Thor. Podría decir que esta es otra que me pierdo, pero lo cierto es que la ciencia-ficción siempre mantiene un interés en mi persona difícil de eludir. Pero no apuesto gran cosa por el proyecto. ¿Tú cómo lo ves?