Ayer se publicó la programación del festival de Toronto, que se celebra del 6 al 16 de septiembre de este año, y entre sus proyecciones encontramos The Company you Keep, la nueva obra dirigida por Robert Redford tras el drama judicial The Conspirator, estrenado en 2010. Así, el film acaba de obtener una fecha de estreno en festivales y se prevé su estreno en salas para la primavera de 2013. Y precisamente ayer se publicaron, también, las primeras imágenes del film:

La obra cuenta con un reparto espectacular, encabezado por el propio Robert Redford, que suele aparecer en la mayoría de sus films, normalmente encarnando el personaje por el que emerge el discurso del film. Esta técnica de conciliar los discursos del director y del actor es una forma de otorgar una mayor eficacia y presencia de la idea que mueve los hilos de la narración. El film cuenta con Shia Lebeouf como co-protagonista y entre el casting encontramos también grandes intérpretes como Julie Christie, Susan Sarandon, Richard Jenkins, Sam Elliott, Brendan Gleeson o Nick Nolte.

The company you keep está basado en la novela homónima del escritor Neil Gordon, y el argumento gira en torno a un activista radical, Jim Grant, (encarnado por Robert Redford), que debe huir después de que un periodista, Ben Shepard (interpretado por Shia Labeouf), realice un soplo al FBI revelando su anterior identidad: el activista realizaba atracos a mano armada. Así, gracias a esta dicotomía, el mundo del activismo y los bajos fondos de los atracos, la figura de Jim Grant parece huir del maniqueísmo y contar con una moral ambigua y dual. No habrá, pues, una idealización del activista, sino un retrato más realista.

Robert Redford suele imprimir en su filmografía la huella de su discurso político y social, algunas veces de forma explícita, como en Lions for Lumbs (Leones por corderos), que podría resultar demasiado discursiva y teatral, y en otras ocasiones de forma más sutil, como en The conspirator (La conspiración). Me recuerda a George Clooney, quien ha seguido un camino similar: de actor comprometido a director comprometido que se dirige a sí mismo. Normalmente, sus mayores logros como director tienen lugar cuando logra hacer sutil su discurso, porque tal y como señala el filósofo Slavoj Zizek, una explicitación del discurso sirve para dar muestras de que el sistema sobrevive pese a tales discursos opositores, por lo que el film sirve para respaldar la marcha del sistema. Esperemos para ver qué ofrece esta nueva película, en la cual confío porque dispone de una sólida narración que permitirá distribuir el discurso entre sus personajes de forma convincente.

Fotos: Collider