Los creadores de una de las grandes joyas de la animación contemporánea, Persépolis (2007), regresan en su última película a su país talismán, Irán. Así, la pareja de directores franceses integrada Marjane Satrapi y Vincent Paronnaud han realizado Poulet aux prunes (Pollo con ciruelas) un film sobre un violinista iraní que decide suicidarse tras ver cómo su mujer destroza su instrumento en un ataque de ira. Y en su camino a la desaparición, inicia un viaje iniciático en el que hablará con la muerte, auscultará su pasado para averiguar las causas de su abismo y vislumbrará el futuro del mundo sin su presencia. Y ahora podemos disfrutar del trailer del film.

Es interesante observar la estética del trailer, pues se obtienen dos referentes casi directos que han inspirado la puesta en escena. Por un lado, Pedro Almodóvar, pues el abrazo del protagonista a un pecho gigante está directamente extraído de Hable con ella. Por otro lado, el francés Jean-Pierre Jeunet, pues vemos una composición similar de los planos: una iluminación concentrada que pretende exagerar los rasgos más extremos de los personajes, una composición ligeramente descentrada que crea un tono absurdo a la cinta y un uso artificial de los colores, buscando cierto onirismo.

En definitiva, podemos atisbar que el talento de ambos creadores no se limita a la animación, y también son capaces de integrar las propuestas estéticas que presentaban en sus obras de animación en una película con actores reales. Y menudos actores, porque el casting es excelente. El violinista está encarnado por Mathieu Amalric, un prolífico actor francés célebre por su papel en Le scaphandre et le papillon (La escafandra y la mariposa) o las obras de Alain Resnais y que ganó, además, el premio al mejor director en Cannes de 2010 por Tournée. Su rostro con ojeras es perfecto para encarnar el descenso a los infiernos de la depresión del violinista iraní.

Asimismo, la portuguesa Maria de Medeiros encarna a su mujer, y también aparece Chiara Mastroianni, hija de Marcello Mastroianni y Catherine Deneuve. El film se estrenó en el pasado festival de Venecia de 2011, y prevé su salida en EEUU el 17 de agosto.