Pareciera que Nina Arianda está totalmente dispuesta a quitarle a Jessica Chastain el título de promesa cinematográfica fulgurante que ostentara el año pasado tras participar en filmes como Coriolanus, Take Shelter, The Tree of Life o Texas Killing Fields y que culminaba con la nominación a mejor actriz de reparto por The Help. Arianda es una actriz neoyorquina que ya tiene destreza recogiendo premios como el Tony que recibía por su labor sobre los escenarios, pero ¿quien nos dice que no se está preparando para mayores logros? Si curiosamente coincidía con Chastain en el rodaje de The Disappearance of Eleanor Rigby, hace unos días hablábamos de que será Janis Joplin en Joplin, para pasar después a ponerse en los zapatos de Giulieta Masina en Fellini Black and White, cuyo rodaje está previsto para comienzos del año que viene.

Nina Arianda

Se trata de un proyecto escrito por Henry Bromell, hasta ahora vinculado principalmente a la televisión, pero que debutara en el cine hace algo más de una década con Panic. La historia tiene lugar en 1958, cuando Federico Fellini y Giulietta Masina viajaran a Los Angeles estando su película, Le notti di Cabiria, nominada al Oscar a la mejor película extranjera. Un galardón que ya habían recogido el año anterior por La Strada y que volverían a llevarse con su nueva película. No parece que estemos hablando de una reconstrucción histórica, sino de una especulación sobre todo lo que pudieron haber hecho el cineasta y su musa en ese periplo, que presentaría al director de cine enamorándose del sur, del jazz y de una veterinaria, mientras la actriz sucumbe a los encantos del cantante Ricky Nelson.

Fellini y Masina

Yo entiendo que cuando uno viaja a los Estados Unidos tendrá que hablar en inglés, pero me da a mi que va a parecer un poco raro ver a Giulietta y Federico hablando en inglés también en la intimidad. Aunque más extraño todavía debe parecerles a los italianos que una actriz estadounidense interprete a Masina, o que sea un actor brasileño, como Wagner Moura -conocido por Tropa de Elite y su secuela-, quien vaya a interpretar a Federico. Aunque claro, después del despropósito de Nine no podríamos esperar un casting más coherente, que aquí se completa con Peter Dinklage, William H. Mace y Terrence Howard. Lo que nunca nos podrán quitar es el inmenso placer de volver a disfrutar de cualquiera de las películas que hicieran juntos Federico y Giulietta.

Wagner Moura