A 10 días del estreno en las salas de todo el mundo de The Dark Knight Rises (El caballero oscuro: la leyenda renace), aparecen continuas referencias y extras en la prensa, buscando generar el perfecto clima de expectación para el estreno del film. Así es como hoy hemos sido testigos de la revelación, por parte del director, Christopher Nolan, de las fuentes literarias que le han influenciado a la hora de elaborar el guión de la película. Y siendo Nolan británico, su principal pilar no podría ser otro que un conciudadano suyo, considerado uno de los mejores escritores realistas del s. XIX, Charles Dickens. Se trata, en concreto, de A Tale of two cities, una de sus obras principales, y casi de obligada lectura en los institutos de Gran Bretaña. Por lo tanto, es una obra conocida por todo el público, y que permitirá una mayor conexión entre espectador y film.

A Tale of two cities está compuesta mediante historias paralelas en dos ciudades contrapuestas, París y Londres, pues la primera vive la revolución francesa y la segunda la revolución industrial. Así, Dickens puede valorar mediante este mecanismo los contrastes entre dos formas de vida resultantes de dos revoluciones diferentes, una política y otra económica. ¿Qué genera una mayor libertad, el acceso al poder político o el acceso al poder económico? ¿La democracia parlamentaria o el capitalismo que derrumba el feudalismo? Una cuestión clave, la de la libertad del individuo, que puede aplicarse a la ciudad de Gotham, cuya delincuencia está siendo aplacada gracias a la aplicación de la tajante ley Dent. Por ello, podemos encontrar un sentido en esta conexión entre obra y film, y Gotham puede ser descrita mediante la siguiente cita de Dickens, quizá el fragmento más célebre de la novela:

Es el mejor de los tiempos, es el peor de los tiempos. Es la edad de la sabiduría, y también de la locura. Es la época de la fe, y también de la incredulidad, la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Lo tenemos todo, pero no somos dueños de nada, caminamos derechito al cielo pero tomamos el camino a otro lado. En fin, esta época es tan parecida a todas las épocas, que nada de lo que aquí voy a contar debería, en realidad, sorprendernos. Nada. Ni el perdón, ni la venganza, ni la muerte, ni la resurrección.

De hecho, Christopher Nolan ha admitido esta inspiración en el retrato de las ciudades por Dickens para caracterizar la civilización que busca retratar en Batman:

Historia de dos ciudades fue, para mí, uno de los más esclarecedores retratos de una civilización reconocible que se derrumbaba a pedazos con los terrores en París en Francia en aquel periodo. Es difícil imaginarse que las cosas puedan ir peor.

Además, el realismo siempre incluye grandes dosis de psicologismo, pues un personaje no puede tenerse por realista o verosímil si no está bien dibujado y caracterizado, de acuerdo con su contexto social. De ahí que Charles Dickens sea importante para la película de Nolan, quien se interesa profundamente en la psicología de los personajes, y quien es célebre por dotar de una profunda introspección a héroes que, como Batman, antes eran tratados como muñecotes, como tipos sin psicología. El propio Nolan lo ha afirmado en su declaración:

Lo que Dickens hace en ese libro, logrando que todos sus personajes se unifiquen en una única historia con todos esos elementos temáticos y toda la grandeza dramática y emocional, es exactamente el tono que estábamos buscando.

Pero la gran noticia de la semana es sin duda la publicación de la banda sonora original del film, de Hans Zimmer, en internet: se puede escuchar íntegramente todas las listas que componen la música de la película por la red. Y tras su escucha, se puede atisbar una vocación atmosférica de los acordes, con una mezcla de ambiente electrónico y ciertas sonoridades más orgánicas. Pero no parece buscar eclipsar o tomar el protagonismo, como ocurre en Tarantino: la música, aquí, es un viento que surca todo el metraje y que genera las condiciones óptimas de recepción de la obra. Dejo el link de Empire Online en el que pueden encontrarse las pistas, y cuya escucha permite satisfacer las ansias de ver al Caballero oscuro, de nuevo, en la gran pantalla. Aunque para ello, sólo tendremos que esperar hasta el 20 de julio.

Fotos: Web Adictos