No creo que estemos hablando exactamente de crisis creativa cuando resulta que todas las noticias que llegan desde la meca del cine son referentes a secuelas, precuelas, franquicias, remakes o reboots. Más bien se trata de inseguridad. Como resulta bastante difícil predecir la respuesta del público ante un determinado producto, está visto que en Hollywood sólo están dispuestos a arriesgarse por producciones que ofrezcan alguna garantía de interés probado para el público. Lo que tampoco son capaces de pronosticar es que en muchas ocasiones el público se cansa de recibir los mismos estímulos una vez tras otra. Si ya estabas hasta las narices de zombies, vampiros y, sobre todo, superhéroes, prepárate a hartarte de personajes de cuentos infantiles porque después de Caperucita roja, Blancanieves, La bella durmiente y El mago de oz, Disney está dispuesta a atiborrarte de Peter Pan.

Peter Pan y Campanilla

Debe ser que han espirado los derechos de los personajes creados por J.M. Barrie. No tanto por esta nueva película en torno al universo de su personaje, sino porque el guión escrito por Jesse Wigutow está basado en una novela escrita por Dave Barry y Radley Pearson, que utilizaban el famoso personaje del niño que no quería crecer, aunque lo ubicaban en un tiempo anterior al de la novela de Barrie. Publicada por Hyperion, la división literaria de Disney, estamos hablando de una novela que ya ha sido adaptada para los escenarios, logrando un tremendo éxito de crítica y público que fue coronado con cinco premios Tony.

En Peter and the Starcatchers, Peter es un jovencito que se hace amigo de Molly, una camarada que conoce a bordo del barco "Nunca jamás". Es ella quien le habla sobre un misterioso tronco relleno de polvo de estrellas y que debe quedar fuera de las zarpas del pirata Black Stache (que posteriormente perderá una mano y se convertirá en el capitán Garfio -Hook en inglés). Peter y Molly centran sus esfuerzos en recuperar el tronco, en un viaje lleno de peligros…

Gary Ross

Actualmente, Disney se encuentra en negociaciones para que Gary Ross dirija la película. Seguro que muchos se estarán preguntando las razones de esta decisión. Es obvio que no se debe a que a todo el mundo le haya encantado su labor en la adaptación a la pantalla de The Hunger Games, más bien podría deberse a que, aunque la película no le ha gustado a casi nadie (y a ti que te gusta estás incluido en ese casi), todos hemos ido a verla. Y es que cuando estamos hablado de industria cinematográfica tenemos que olvidarnos de expresión artística y centrarnos en los números. Estos hablan por sí mismos con los 404 millones de dólares que la película recaudaba sólo en los Estados Unidos y los 680 millones de dólares que recaudaba en el mercado internacional. ¿Quien va a pasar hambre con estas cifras? Nosotros. Hambre de nuevas historias porque ahora vamos a tener que tragarnos, no una, sino probablemente tres películas sobre Peter Pan, porque tres son las novelas publicadas en este renacer del personaje. Me juego lo que quieran a que poco tendrá que ver con aquel niño travieso, tan terrible como encantador que dibujara J.M. Barrie en su novela. ¿Apostamos a que la última de las partes acaba dividida en dos películas, sumando en total cuatro películas de tres novelas?