Los proyectos de Darren Aronofsky nunca son convencionales. Y el ejemplo es su próximo proyecto: Noah´s Ark (El arca de Noé), una producción mastodóntica donde Aronofsky tratará de realizar su personal retrato de la figura de Noé. Y precisamente, ya se están publicando informaciones para generar expectación sobre el film. La primera es que Anthony Hopkins va a encarnar a la figura de Matusalén, el célebre anciano que vivió 969 años y que engendró, con 187 años, a Noé. Se trata del personaje mítico más longevo de la Biblia, tras Dios, por supuesto, que ya estaba en el Génesis antes del nacimiento del mundo. La segunda noticia es la publicación de una foto sobre el rodaje, en el que vemos la construcción de una gigantesca estructura que funcionará como el arca en el film:

El relato del diluvio, que sirvió para purgar de pecadores a la Tierra, tiene como función legitimar el pueblo de Israel en el Antiguo Testamento. Si todos los impuros murieron y Dios sólo salvó a Noé gracias a su fe, entonces todos los integrantes del pueblo judío son descendientes de Noé. Así, por silogismo, si Noé es bondadoso, los judíos también lo son. Y si todos vienen de Noé, todos vienen también del patriarca Abrahám y, por tanto, pertenecen a la estirpe sagrada: es el pueblo elegido por Dios. Aunque Dios también eligió a los animales, lo que dice mucho sobre el ánimo de protección de la naturaleza que inspira muchos relatos bíblicos (lo vemos en el primer capítulo del Génesis, aunque en el segundo ordena al hombre la dominación sobre la naturaleza, revelando un carácter contradictorio en ocasiones).

Se trata de una superproducción cuyo guión ha sido escrito por el propio Aronosfky y por Ari Handel, y ha sido revisado por John Logan, célebre guionista por su autoría de Gladiator o The Aviator (El aviador). Además, participará Russel Crowe como Noé, por lo que el carácter épico del proyecto está asegurado. Por su parte, Jennifer Connelly será la mujer de Noé, Douglas Booth y Logan Lerman sus hijos, y Ray Winstone un villano. Pero todavía no se conoces muchos detalles sobre la trama.

Este tipo de films son más propias de los años cincuenta, cuando se aprovechó la espectacularidad que aportaba la pantalla Cinemascope para poner en escena los grandes relatos míticos fundadores de la civilización occidental. Muchos de ellos se inspiraron en la Biblia, como King of King´s, de Nicholas Ray, aunque lo más común fue la adaptación de obras ambientadas en Roma, el denominado género péplum (recordemos Espartaco, de Stanley Kubrick, o Ben-Hur). Espectacularidad e historia se daban la mano en un cine que arrastraba a las masas. Hoy en día, este cine, por su elevado coste y el cambio de gustos del público, está en desuso, aunque tras Gladiator, el cine basado en la construcción de un espectáculo de la historia ha parecido revitalizarse. No obstante, estamos seguros que Aronofsky le dará un toque tan personal que será imposible reconocer una sumisión a reglas del género.

Una de las características del cine de Aronofsky es la conciliación entre la vertiente intelectual y la vertiente sensitiva. La intelectual se sumerge en la propia estructura del film, mientras que la sensitiva suele irrumpir a través de planos tras la nuca del personaje, tratando de sumergirnos en las sensaciones que colapsan sus sentidos. Si Godard, por ejemplo, fagocita la sensación por el discurso, y sus films son captados a menudo por la razón antes que por los sentidos, el cine de Aronofsky se propone una fusión entre ambos polos. A veces la balanza se decanta totalmente hacia lo sensitivo, como en The Wrestler (El luchador), Requiem for a dream (Requiem por un sueño) o Black Swan (Cisne negro), y a veces lo hace hacia lo intelectual, como en The fountain (La fuente de la vida). Para muchos, su mejor film es Pi: faith in chaos (Pi: fe en el caos), porque aquí logra una perfecta interrelación entre ambos extremos. La pregunta es ¿hacia dónde se decantará Noah´s Ark? Porque ya tomó elementos bíblicos para The fountain y el resultado fue demasiado artificial para lograr la transmisión de su discurso. La clave se desvelará en su estreno, que se proyecta para el 14 de marzo de 2014.

Fotos: Twich Film