Tiempo de crisis es tiempo de concentración empresarial, porque la competitividad aumenta de manera exponencial. Y esta vez, el turno le ha tocado a Classic Media, que ha sido adquirido por Dreamworks Animation, célebre productor de las franquicias de Shreck y Madagascar (cuya tercera entrega se estrena este viernes en las salas). El acuerdo de compra, valorado en 155 millones de dólares (127,8 millones de euros) ha sido anunciado hoy por Dreamworks, y el resultado será la conformación de uno de los mayores estudios de animación de EEUU.

Classic Media es una productora de animación fundada en el año 2000 a través de la fusión de varias productoras anteriores, y actualmente cuenta con unos 80 empleados en su sede de Nueva York. No es un competidor fuerte de Dreamwork, pero la adquisición tiene una poderosa justificación, pues Classic Media cuenta con la propiedad de algunas de las franquicias familiares de mayor éxito de la historia: Casper the Friendly Ghost, Where's Waldo?, Lassie o George of the Jungle, además de algunos clásicos navideños, como Frosty the Snowman, Rudolph the Red-Nosed Reindeer y Santa Claus is Comin' to Town. También poseen uno de los mayores archivos de cómic y los derechos televisivos de Golden Books; en total, 450 títulos y 1600 episodios de programas de televisión. Quizá Classic Media no disponga de producciones interesantes contemporáneas, pero el cobro de los derechos de emisión de todas esas franquicias suponen un gran activo para Dreamworks. Lo ha dicho el propio consejero delegado de Dreamworks, Jeffrey Katzenberg, en el anuncio de hoy:

Classic Media aporta una larga y diversa colección de personajes y otros activos de marca que planeamos impulsar a través de nuestro negocio de cine, televisión, entretenimiento para el hogar, canales de entretenimiento en vivo y parques temáticos.

La adquisición ha sido previo acuerdo de ambas empresas, no ha habido una absorción hostil, tal y como lo demuestran las palabras del consejero delegado de Classic Media, Eric Ellenbogen:

No hay compañía que conozca mejor el negocio del entretenimiento para las familias que DreamWorks y estamos encantados de poder unirnos a su familia en lo que supone una extensión natural de la relación que manteníamos desde hace año.

Dreamworks Animation se fundó en 1994 de forma simultánea a la empresa la engloba, Dreamworks, como una filial dedicada a la animación. Jeffrey Katzenberg, ex-ejecutivo de Disney, obtuvo cuantiosos beneficios como resultado de una demanda contra su propia empresa, y destinó el dinero a la fundación del estudio junto con Steven Spielberg y David Geffen, de modo que cada aportaba una perspectiva diferente del negocio: Katzenberg como ejecutivo, Spielberg como productor y director y Keffen como músico. Han producido títulos de gran éxito, como Shreck, Madagascar, Kung-Fu Panda, Bee Movie o Monsters vs. Aliens. La estrategia de mercado de adquisición de Classic Media revela la intención de Dreamworks Animation de aproximarse al liderazgo del mercado, que actualmente se encuentra en manos de Disney y su filial Pixar. No obstante, seguramente requerirán una mayor creatividad para ello, pues sus últimas incursiones en la animación han consistido en la realización de secuelas de sus máximas franquicias: Shreck, de quien ya llevan 4 entregas, y Madagascar, que va por su tercera.

El temor que despiertan estas operaciones se debe a la pérdida de libertad y de creatividad que puede traer como resultado la concentración empresarial. No obstante, en este caso, el temor se apacigua, pues Classic Media se dedicaba más a la distribución de los productos de los que poseían propiedad que a la creación de nuevas obras. Por ello, el resultado de esta operación de mercado es la construcción de una empresa más grande que condensa un pasado generador de beneficios (los derechos de emisión) que engendrará un nuevo futuro cinematográfico, pues permitirá la financiación de nuevas obras de animación. Esperemos que esta inyección económica que supondrá para Dreamworks repercuta en un mayor riesgo a la hora de crear nuevos films.

Fotos: Dreamworks