David O. Russell es de esos directores que, si bien no se encuentra entre los más solicitados de las productoras, sí que suele hacerse cargo de proyectos bastante interesantes y sobre todo rodeado de un gran plantel de intérpretes. La parte negativa es que su estatus no es tan alto como para poder escoger libremente a los actores que deseé, pero igualmente suelen ser producciones de calidad. Pues bien, actualmente se encuentra trabajando en varios proyectos, aunque el más inmediato es el que lleva el título provisional de American Bullshit.

La parte más interesante del proyecto son los nombres que ha conseguido el director para dar vida a los personajes, entre los que se encuentran Jeremy Renner, Amy Adams y Bradley Cooper, no está nada mal. Sin embargo, no todos ellos fueron la primera opción del realizador. Para el papel que finalmente ha tomado Renner, el primer candidato fue Christian Bale, con el que el director ya hizo un gran trabajo en The Fighter (y que le reportó su primer Oscar a Actor Secundario), pero el último Bruce Wayne tuvo que rechazar su segundo trabajo con O. Russell para ponerse a las órdenes de Terence Malick en su próxima producción, lo que demuestra que puede y que sabe elegir sus proyectos.

Sobre la propia película, poco más se conoce aparte de los intérpretes. El argumento estará basado en un caso real ocurrido en los años 70, durante una investigación del FBI en la lucha contra la corrupción de congresistas y demás altos cargos. En cuanto a los papeles que interpretarán cada uno de los actores confirmados, se sabe que Renner será el agente del FBI protagonista que se encargará del caso mientras que Cooper será uno de los soplones y Adams su novia. El rodaje comenzará en febrero, así que aún quedará bastante tiempo hasta que llegue a las salas, pero por ahora se muestra como una película bastante prometedora.